5 formas de tranquilizarte a ti mismo si tienes una entrevista de trabajo agresiva - deGerencia.com
NOTICIA

5 formas de tranquilizarte a ti mismo si tienes una entrevista de trabajo agresiva

Las entrevistas de trabajo de por sí ya son estresantes. Por eso, es una situación realmente incómoda cuando te toca un reclutador que tiene un estilo agresivo para hacer preguntas. Por suerte, si sabes controlarte, podrías salir bien librado de esta situación.

A continuación, te compartimos algunos consejos para no desesperar en estos casos.

Tómate tu tiempo
Si notas que el entrevistador comienza a hacerte preguntas rápidas y comentarios agresivos, podrías disminuir tu estrés si no caes en su juego y te tomas el tiempo necesario para responder.

Por eso, lo recomendable es respirar tranquilamente, disminuir la velocidad de tus respuestas y concentrarte en lo que estás diciendo.

Si necesitas más tiempo, pídele al entrevistador que repita o aclare más la pregunta. Esto te dará unos momentos más para pensar en tu respuesta.

Proyecta confianza
Los entrevistadores no solo te juzgan por tus respuestas, sino también por tu lenguaje corporal, que incluye el contacto visual, la postura, el apretón de manos y la sonrisa entre otras cosas.

El problema es que, si te sientes intimidado o estresado, podrías tender a hundirte en el asiento, cruzar los brazos y bajar el volumen de la voz. Es importante que estés atento a estos cambios para proyectar una mejor imagen. Así que siéntate derecho y mantén el contacto visual.

Haz preguntas
En una entrevista hostil tu trabajo es mantener siempre el control, y un buen truco para lograr esto es hacerle preguntas al entrevistador. Así que aprovecha cada pausa que él haga para revelarle una duda.

Salte de manera educada
Si te sientes amenazas durante una entrevista o ves que la hostilidad del reclutador en verdad ha cruzado la línea, dile amablemente que no crees que tú seas una buena opción para el puesto que están buscando y sal tranquilamente.

Si ya has llegado al final de la entrevista, haz todo lo posible por ser cortés y también retirarte con la mayor calma.

Si en realidad piensas que el entrevistador cruzó alguna línea, considera denunciarlo en el departamento de recursos humanos de la empresa.



  • Ver original en La Opinion
  • Publicado el sábado mayo 4, 2019


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.