5 formas de ahorrar dinero al salir a cenar - deGerencia.com
NOTICIA

5 formas de ahorrar dinero al salir a cenar

Si deseas salir a cenar a un restaurante, pero sin que tu bolsillo sufra por eso, lo mejor es que sigas los siguientes cinco consejos que te compartimos. Prepárate para aprender cómo ahorrar dinero al mismo tiempo que mantienes contenta a tu barriga.

1 – Elige la mejor hora

No hay nada que traiga más alegría a tu bolsillo que la Hora Feliz que ofrecen muchos restaurantes. Aunque la mayoría de los establecimientos tienen este tipo de promoción solamente en bebidas, hay muchos que también incluyen la comida.

2 – Utiliza sabiamente tu correo

Regístrate las páginas de internet de tus restaurantes favoritos, ya que muchos de estos suelen enviar cupones de descuentos o alertas avisándote de alguna promoción especial. Es cierto que estar recibiendo este tipo de mensajes podría ser un poco fastidioso, pero si esto te hace ahorrar unos $10 o $20 dólares cada que vas a salir a comer, bien valdría la pena la molestia, ¿no crees?

3 – Sal a comer en la tarde

Otra buena opción sería cambiar un poco tus planes para cenar y salir a comer más temprano. El asunto es que los platillos que se sirven en la tarde suelen ser más económicos que los de la noche; además de que, comúnmente, a esta hora, vienen acompañados de una sopa o ensalada. ¡Es decir que te dan más por menos!

4 – Escoge lo mejor

Los restaurantes tienen un mejor rendimiento en alimentos que son muy baratos de cocinar. Por eso, un plato de pasta podrían cobrarlo hasta en seis o diez veces su costo.

Por otro lado, la comida más cara, como los cortes de carne o los mariscos, no suelen dar muchos beneficios, ya que sus precios serían estratosféricos si quisieran sacarle el mismo margen de ganancia que la mencionada pasta, por ejemplo.

Por eso, trata de calcular estos costos a la hora de elegir la comida del menú. Así no terminarás pagando seis o diez veces de más.

5 – Olvídate de los meseros

Los restaurantes que no tienen meseros podrían ser otra buenísima opción para ahorrarte algunos billetes, ya que, al no tener este tipo de personal, se pueden dar el lujo de dar la comida más barata.

Algunos ejemplos de este tipo de establecimientos son los tipo buffet, donde tú te sirves todo lo que vas a comer y beber; así como los restaurantes de comida rápida, donde los platillos prácticamente ya están hechos de antemano.

Como ves, salir a comer no tiene por qué ser un duro golpe para tu economía, pues existen muchas estrategias que podrías utilizar para saciar tus antojos a un bajo costo.



  • Ver original en La Opinion
  • Publicado el sábado febrero 2, 2019


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.