Teoría del Liderazgo Comunicante - Parte II. Aplicaciones de la Oratoria - deGerencia.com

Teoría del Liderazgo Comunicante – Parte II. Aplicaciones de la Oratoria

La diferencia entre emitir un texto oral aplicando o no la Oratoria es, sin más, la distancia entre el éxito y el fracaso. Se tiene por Oratoria la disciplina comunicológica que estudia la puesta en escena de un texto oral, atendiendo a la respiración, manejo de la voz, dicción, relieve elocutivo (modulación del volumen, tono y ritmo), operacionalización de los silencios y uso de las reiteraciones. Se remonta al siglo V a.C, cuando Córax de Siracusa hizo la primera división de la Oratio (discurso oral). En 25 siglos de historia, la Oratoria occidental se ha decantado cada vez más. Veamos a continuación los elementos que comprometen la Oratoria moderna.

1º) Respiración.

Es muy difícil tener un líder comunicante exitoso si respira mal, por una sencilla razón: la única manera de aplicar a un texto oral los valores oratorios de expresión que desarrollaremos a continuación es disponer de una excelente materia prima de comunicación oral, esto es, una excelente columna de aire. En consecuencia, trate de inhalar por la nariz y exhalar por la boca hablando. Dirija el aire hacia el tercio inferior de los pulmones (respiración abdominal o diafragmática) y luego hacia los tercios central y superior (respiración pectoral). Notará que primero avanza hacia fuera el abdomen y acto seguido el pecho. No aspire ni espire bruscamente. Disfrute su respiración, y seguramente su auditorio disfrutará su charla. Practique acostándose en una cama, bien estirado, y coloque algún libro pesado, o conjunto de ellos, sobre su abdomen, y trate de alzarlos empujando el aire que inhala hacia la región abdominal.

2º) Impostación de la Voz.

Muchos líderes o bien terminan exhaustos luego de una intervención oral, o bien terminan afónicos (sin voz) o disfónicos (voz débil y ronca). Otros, al cabo de varios años de ejercicio profesional, tienen que recurrir a un foniatra o a una intervención quirúrgica de su laringe. ¡Esto no es normal! Sucede por un mal uso del aparato fonador, por no impostar la voz. La voz impostada presenta tres características fundamentales: apoyo, colocación y proyección o profundidad de campo.

El apoyo se consigue logrando una respiración diafragmática, y luego contrayendo levemente los músculos abdominales (esta contracción ha de ser mayor o menor en tanto que se necesite una emisión de voz con mayor o menor volumen), una operación muy similar a la que realizamos cuando reímos a carcajadas; de hecho, el ejercicio que se suele recomendar para desarrollar el apoyo es reírse a carcajadas fingidas diciendo: ¡ja,ja,ja! El apoyo da consistencia sólida a la columna de aire, y prepara una buena colocación.

La colocación es el alzamiento del velo posterior del paladar, esa zona conocida popularmente como “campanilla” en la parte posterior de la boca; cuando este paladar blando posterior se alza, la voz apunta hacia los senos paranasales, unos resonadores naturales que tenemos en el rostro, y el efecto es como el de un cajón de resonancia de una guitarra: la voz se amplifica, resultando en una verdadera economía de esfuerzo, pues, cuando la voz está bien colocada, el sonido aumenta, en tanto que la emisión de aire es menor. La operación similar a este alzamiento del velo es la que efectuamos al bostezar, y el ejercicio para desarrollo suele ser: hacer respiración abdominal, dar apoyo y emitir la sílaba “mi” tratando de mantener alzado el paladar posterior como cuando bostezamos (el color de la voz va a cambiar).

Por último, la proyección es simplemente mantener conciencia del alcance en metros de nuestra voz, de su profundidad de campo, de modo que no pequemos ni de exceso ni de defecto de volumen en la proyección, atormentando a los más próximos o dejando sin poder escuchar a los más distantes.

3º) Dicción

La dicción es la manera como pronunciamos cada fonema (sonido) constituyente de una palabra. Cada país, y cada región de país, tiene sus peculiaridades fonéticas; sin embargo, hay ciertas pronunciaciones que se deben cuidar; por ejemplo, hay que esforzarse en pronunciar las “s” finales de palabras, como en Caracas; pronunciar la “s” del grupo “ns”, como en Constitución; no pronunciar la “d” final como “t” (excepto en el canto coral y lírico); no hacer apóstrofo (supresión de letras) de los grupos “ado” e “ido”, como en cansado y salido; y, aunque la “x” tiene dos pronunciaciones admitidas por la Real Academia Española de la Lengua, una suave, como “s”, y otra fuerte, como “ks”, en Oratoria recomendamos la segunda; así, extraño se pronunciaría como ekstraño.

4º) Relieve Elocutivo

Con frecuencia escuchamos personas ofrecer ruedas de prensa, declaraciones, conferencias en las que pareciera plano el discurso. El relieve elocutivo es precisamente lo contrario porque juega con los contrastes de volumen, tono y ritmo.

Module el volumen diciendo algunas frases más fuertes y otras más débiles, según el énfasis que quiera asignar; recuerde que el volumen fuerte suele expresar imposición, en tanto que el débil suele inspirar reflexión. Alterne estratégicamente esos extremos.

Module el tono pronunciando algunas frases más agudas y otras más graves, y logrará hacer la diferencia entre sentimientos brillantes y lacónicos no solo en su texto oral, sino además provocará dichos sentimientos en su interlocutor. Lleve al auditorio de un extremo lacónico y reflexivo a otro entusiasta y proactivo.

Finalmente, module el ritmo expresando algunas frases con más velocidad que otras, afecte el ritmo cerebral de su auditorio cambiando la velocidad de su discurso, vaya de la atmósfera pesadamente reflexiva del ritmo lento a la atmósfera vívidamente emotiva del ritmo rápido. Atrévase, incluso, a combinar estas modulaciones; por ejemplo, diga una frase con ritmo acelerado y volumen fuerte, y luego continúe con ritmo lento, tono grave y volumen normal; ej.: No hay expectativa aceptable de fallar,……a menos……que…queramos…abrir……………….la……puerta…..del………….fracaso. La primera parte sería rápida y fuerte (imperativo), luego de la coma, lento y grave (reflexivo).

5º) Operacionalización de los Silencios

La mejor manera de destacar una frase es, como en la música, apelar a los silencios. Estos pueden ser simplemente estratégicos, para respirar, o pueden usarse intencionalmente; en este último sentido, se los puede operacionalizar en orden al relieve elocutivo que ya hemos visto (un silencio largo intercalado, por ejemplo, en una frase lacónica), o se los puede operacionalizar en orden al discurso gestual (histrionismo), esto es, hacer determinado gesto mientras guardo un silencio previo a una frase importante; por ejemplo: Ustedes disponen de extraordinarias capacidades para…………(muevo mi mano derecha como olas hacia delante)…………….avanzar exitosamente en la difícil tarea de restauración que se nos ha encomendado. En el ejemplo, no he dicho aún que avanzaremos, cuando gestualmente he reforzado ese significado en la mente de mis interlocutores.

6º) Uso de las Reiteraciones

Cuando queremos que alguien ejecute una instrucción sin equivocación, la repetimos; si deseamos que se mantenga en la memoria un contenido, lo repetimos. La reiteración es un repetición estratégica, que se suele hacer con un marcado relieve elocutivo, de manera que la primera emisión se haga en un volumen fuerte, en tanto que la segunda emisión se efectúe en un volumen débil; no es recomendable hacer más de tres emisiones de un mismo texto, y este caso particular es solo aconsejable cuando se desea enfatizar profundamente un rasgo de vital importancia.

Es pertinente aclarar que las reiteraciones deben ser textuales: se pierde el efecto si la reiteración es solo similar y no idéntica. Algo que he observado en los grandes oradores es que dirigen cada emisión de texto a un extremo del auditorio (derecha e izquierda, si son dos emisiones; derecha, centro e izquierda, si son tres emisiones), lo cual potencia aún más el alcance del auditorio. Sobre este tema de la mirada, ya desarrollaremos un artículo especial, fuera de esta serie.

Podemos cerrar este texto dedicado a la aplicación de la Oratoria en pro del Liderazgo Comunicante diciendo que de poco sirve tener una idea poderosa que comunicar si no tenemos una expresión poderosa por medio de la cual la podamos comunicar; esa expresión poderosa nos la otorga el desarrollo de las competencias oratorias. Por su puesto, de poco sirve tener una expresión poderosa sin una idea formidable que comunicar: la arquitectura argumental de esa idea poderosa la conoceremos en la Parte IV de esta serie de artículos denominada Teoría del Liderazgo Comunicante.

Avatar

Jeronimo Alayon Gomez

Nació en Caracas, 1966. Licenciado en Letras, por la Universidad Católica Andrés Bello. Docente en la Universidad Central de Venezuela y en el Instituto Universitario de la Policía Metropolitana. Investigador en las áreas de Lingüística y Literatura. Escritor, declamador y conferencista. Estudioso de la Semiología del Gesto y de la...

Más sobre Jeronimo Alayon Gomez

10 comentarios sobre “Teoría del Liderazgo Comunicante – Parte II. Aplicaciones de la Oratoria

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    bueno quisiera conocer mas sobre el arte de la inpostacionn de la voz y decirles que estare eternamente agradecidos por su colaboracion con mi persona y eso me llena de alegria el corazon, solo puedo decirles muchas gracias

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Me parece facinante todo lo relacionado con esta area y felicito al autor por su articulo en lapagina de gerencia

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    ahora que estoy en ventas masiva, necesito saber màs de impostaciòn de voz, despuès de media jornada me quedo sin voz

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    FELICITO A LOS DUEÑOS DE LA PÁGINA.ESTOY INTERESADO EN SABER MÁS SOBRE ORATORIA, YA QUE ASPIRO A REALIZAR UINA CARRERAPOLÍTICA EN MI PAÍS…..GRACIAS

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    es un articulo muy interesante que me ayuydo bastante , felicidades

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Me desempeño como gerente del Banco de la Naciòn Argentina en Pinamar, ¿donde puedo averiguar por cursos a distancia sobre oratoria con buen material tanto de lectura como tambièn on line? El texto antedicho me pareciò excepcional. Agradecerè cualquier ayuda para obtener la capacitación que considero necesito.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    informacion sobre los cursos

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Há muitos anos que eu tento localizar PERCY SALINAS.Ele é boliviano e enviou um comentário para ess site. Por favor, me enviem o e-mail dele ou enviem o meu e-mail para ele por gentileza ou passe o meu endereço de e-mail para ele. Ficarei muito grata. Cordialmente. Elma Lucena – [email protected]

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Un articulo muy interesante. Y felicitaciones a los que hicieron posible esta publicacion, debido a la importancia que tiene el liderazgo y la oratora en nuestro planeta.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    necesito informacion sobre los cursos que ustedes ofrecen en caracas o en cualquier parte de venezuela sobre oratoria y liderazgo. Duración del curso, costo, y lugar. gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Jeronimo Alayon Gomez)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/teoria_del_liderazgo_comunicante_parte_ii_aplicaciones_de_la_oratoria/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/jalayon)