PRINCIPIO ESTRATÉGICO: “Convertir el tiempo en aliado” - deGerencia.com

PRINCIPIO ESTRATÉGICO: “Convertir el tiempo en aliado”

Los Principios Estratégicos

Los Principios Estratégicos constituyen el “software” que la mente del STRATEGOS procesa para llevar adelante la práctica estratégica. El entendimiento de estos principios y su aplicación diferencia una “acción estratégica” de otra cualquiera.

Los Principios Estratégicos no constituyen propiedad de nadie. Existen a partir de la experiencia que el hombre ha tenido a lo largo de miles de años de historia y de cientos de miles de conflictos en los que se ha involucrado y con los que ha tenido que interactuar. El conocimiento de estos principios le corresponde al estudioso, quien con dedicación y paciencia habrá de enfrentar el fabuloso desafío de descubrirlos y entenderlos. Ninguna obra, por sí sola, se encuentra en la capacidad de registrarlos en su totalidad, por ello en el esfuerzo que prosigue habrá que entender por fuerza que “no son todos los que están ni están todos los que son”, apenas sí se encuentra incorporada la definición de la lógica y de la naturaleza que estos principios tienen. De ella puede desprenderse parte de su enorme riqueza.

Principio Estratégico de “Convertir el tiempo en aliado”

El tiempo plantea límites a la eficacia de la Estrategia; en tanto que aquel se prolonga, ésta pierde efectividad, hasta un punto en que sus efectos resultan completamente inocuos para el adversario. La forma y la estructura que adopta la Estrategia para alcanzar los objetivos que le han sido señalados debe necesariamente cambiar en el tiempo, bien sea porque se han alcanzado los resultados y es necesario plantear nuevas metas y nuevas estrategias, o bien sea por el hecho que los resultados no han sido alcanzados y por lo mismo deben cambiarse los métodos. En todo caso y siempre, la Estrategia trabaja con límites de tiempo.

La forma de convertir el tiempo en un aliado se encuentra para el STRATEGOS entre los dos extremos involucrados: hacer que las acciones propias se desenvuelvan en el menor tiempo posible y conseguir que las acciones del adversario se prolonguen en el tiempo sin alcanzar resultados. En ambas situaciones el tiempo se convierte en un aliado precioso.

La Estrategia propia debe contar siempre con la “celeridad” como un imperativo. Hay que poner en practica todo lo que puede y debe hacerse, en el menor tiempo posible. Esto condiciona de manera directa la preparación de los recursos estratégicos, porque ellos deberán encontrarse siempre en estado de apronte, y este estado más allá de lo que represente en término de tiempo, tiene un significado importante en materia de calidad de los recursos y calidad del sistema que permite que se pueda contar con ellos rápidamente. Las organizaciones que mantienen recursos estratégicos siempre listos para ser empleados en cualquier etapa o situación del Conflicto, pueden estar seguras de la calidad de los mismos y por ende de la fortaleza competitiva que representan. En condiciones como ésta preocupan menos las contingencias y los sucesos inesperados, la Organización puede reaccionar rápidamente porque sus recursos trabajan con el imperativo estratégico de tomar el tiempo como aliado.

La premisa estratégica para convertir el tiempo en aliado es “cuanto más pronto, mejor”. A ella se deben ajustar todos los movimientos estratégicos, de manera que exista “menor probabilidad de ser sorprendido”, de forma que “el competidor esté menos preparado” y que exista “mayor probabilidad de sorprender”.

Cuando la celeridad impone el ritmo de las acciones en una Organización, es muy difícil competir con ella, porque siempre se la encuentra preparada, porque siempre se la encuentra en movimiento, porque su estado cambia al mismo ritmo que su movimiento y es difícil establecer la forma en la que son las cosas para abordarlas, y porque por último una Organización que tiene ése ritmo siempre puede atacar y es necesario mantenerse constantemente a la defensiva.

Por otra parte, cuando la Organización se encuentra bajo la ofensiva del competidor, una de las formas más eficaces de frustrar al oponente es demorando el desarrollo de sus acciones.

Sun Tzu, expresa sobre esto lo siguiente:

“Si la guerra dura mucho tiempo, las armas de los hombres se cansarán y el valor de estos menguará. Si el ejército ataca ciudades agotará sus fuerzas. Y además, cuando el ejército acomete campañas prolongadas no bastan los recursos del Estado. Y cuando sus armas estén embotadas, menguado su ardor, exhaustas sus fuerzas y gastados sus tesoros, los gobernantes vecinos aprovecharán su apuro para intervenir. En este caso, ningún hombre, por sabio que sea, conseguirá evitar las desastrosas consecuencias que sobrevendrán. Así, mientras hemos oído hablar de un estúpido apresuramiento en la guerra, jamás hemos visto una operación diestra que fuese prolongada. Nunca se ha dado el caso que una larga contienda haya beneficiado a un país. Por ese motivo, sólo aquellos que conocen los peligros inherentes al empleo de tropas saben como dirigir una guerra del modo más rentable. De ahí que lo que se valore en una contienda sea una victoria rápida y no operaciones prolongadas.”

Por otra parte Napoleón decía: “Actuar de otro modo (que no sea contemporizando) no sería hacer la guerra, cuyo arte sólo consiste en ganar tiempo cuando se tienen fuerzas inferiores” .

Estos argumentos reafirman la importancia de administrar el tiempo en las operaciones defensivas cuando la Organización está siendo atacada. Probablemente éste constituye el factor de mayor ventaja en situaciones de defensa, dado que por lo demás la posición defensiva siempre involucra riesgos adicionales para quien la practica más allá de lo estrictamente necesario.

Avatar

Carlos Nava Condarco

Carlos Eduardo Nava Condarco, natural de Bolivia, reside en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, tiene 45 años, es Administrador de Empresas y Empresario. Actualmente Socio Gerente de la empresa CHAINS SRL, administradora de la cadena de restaurantes de Taxi Subs, Pizza Uno, Chifa Box, Clock´s, Buenos Aires...

Más sobre Carlos Nava Condarco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Carlos Nava Condarco)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/principio_estrategico_convertir_el_tiempo_en_aliado/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/carlosnava)