Gestión de la diversidad - deGerencia.com

Gestión de la diversidad

El envejecimiento de la población activa europea es irrefrenable. En España, el 44,7% de los mayores de 55 sigue trabajando. Países como Suecia, han logrado una tasa de empleo del 70% en este segmento; Estonia del 60%; Dinamarca, del 58,6% y Reino Unido, del 57,4%.

Se trata, definitivamente, de una tendencia incapaz de detenerse, la cual implica que las empresas deban prepararse en tan sólo una década para resolver sus necesidades con una fuerza laboral envejecida.

El hecho cierto de que tengamos que trabajar más años hará que varias generaciones convivan en las empresas y que tengan que conciliar las demandas, intereses, culturas, modelos de trabajo y de compromiso, conceptos de carrera profesional y vida personal.

¿Podría producir esta tendencia un descenso en la innovación y la creatividad en los próximos años? ¿Es posible que disminuya la productividad de las Compañías? ¿Serán los jóvenes los que tengan que asumir el trabajo de las personas mayores? ¿Se conseguirá integrar y alinear las diferentes visiones, valores e intereses de las distintas generaciones, manteniendo la motivación de las mismas?

Lo anterior nos lleva a que nos tengamos que preocupar por gestionar la diversidad, puesto que en ella está el equilibrio, con vistas a fomentar la creatividad, la innovación, la motivación y productividad de todas y cada una de dichas generaciones.

Se hace necesario aceptar y valorar las diferentes formas de trabajar, los diferentes puntos de vista, niveles de compromiso, inquietudes profesionales, así como las distintas singularidades personales, familiares y sociales. ¿El mercado español será capaz de gestionar dicha diversidad?

Existen factores clave que se deberán considerar, como son: situar a las personas en el centro de la estrategia, crear una cultura organizacional basada en valores como la consideración, el respeto, la humildad, la empatía, el reconocimiento y la compresión; la gestión del talento (detectarlo, fomentarlo y mantenerlo); la flexibilidad de las jornadas laborales; el premiar la productividad y la consecución de resultados; el establecer medidas para que la motivación, creatividad e innovación, no disminuyan con el paso del tiempo.

Se hace patente la necesidad de un cambio en la gestión de personas con el fin de adecuarse a las nuevas tendencias y en dicha adaptación al cambio, está el éxito.

Alvaro Sastre Salso

Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad de Deusto. “Siempre me ha llamado la atención el estudio de las actitudes que llevan al éxito. El ‘éxito’ como excelente consecuencia del proceso o del haber disfrutado del camino, como bien decía Mihaly Csikszentmihalyi en Fluir. Creo que es imprescindible aprender algo cada...

Más sobre Alvaro Sastre Salso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Alvaro Sastre Salso)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/gestion-de-la-diversidad/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/alvarosastresalso)