El proveedor de capacitación como aliado estratégico de la organización - deGerencia.com

El proveedor de capacitación como aliado estratégico de la organización

Uno de los grandes temores de la gerencia de capacitación en la organización tiene que ver con la calidad de los proveedores de capacitación, entendida ésta no solamente como el profesionalismo y excelencia demostrado en la ejecución de las acciones de capacitación, sino también en el compromiso adquirido frente a las consecuencias de dichas acciones en términos de impacto, aprendizaje y productividad.

Al momento de tomar decisiones sobre quienes tendrán la responsabilidad de desarrollar el programa de capacitación se tienen, sin lugar a dudas, diversas consideraciones acerca de la experiencia, reconocimiento y posicionamiento de las empresas y personas que intervendrán en los diferentes procesos definidos previamente en el diagnóstico de necesidades de capacitación.

En este sentido, sobre todo cuando se trata de programas diseñados específicamente para el desarrollo de competencias gerenciales, es importante sumar a lo anterior el compromiso que ofrecen los proveedores a los procesos que se inician al momento de ejecutar una acción de formación, entrenamiento o desarrollo con el personal, específicamente se considera la oferta de valor que permita validar no solamente el diagnóstico sino también establecer modelos que permitan medir y cuantificar los niveles de transferencia del aprendizaje al puesto de trabajo y específicamente al mejoramiento en la gestión que realizan quienes asisten a estos seminarios, talleres, diplomados, etc..

El proveedor de capacitación es ante todo un aliado de la organización en su contribución por alcanzar los propósitos estratégicos de la empresa, en este sentido sus propuestas se dirigen a fortalecer las competencias identificadas como factor de éxito en cada persona, de tal manera que el alcance de la intervención no se queda únicamente en el establecimiento de las brechas que deben cerrarse sino que avanza significativamente en la medición del impacto de la capacitación y de esta manera comenzar a definir la posibilidad de establecer parámetros que permitan medir el retorno sobre la inversión.

Esto significa que el proveedor de capacitación es un consultor?, no necesariamente, el alcance estará dado por los términos del contrato, sin embargo es importante que sí se establezca una relación que vaya más allá de lo meramente transaccional y permita encontrar las sinergias necesarias para construir un proyecto que involucre actuaciones significativas que permitan construir escenarios de transformación con el grupo que participe en las intervenciones de capacitación.

Otra reflexión tiene que ver precisamente con los indicadores de gestión y los estándares de calidad con los cuales juzgamos a nuestros proveedores de productos en general, es decir, contamos con manuales y cartillas que contienen las especificaciones técnicas, de igual manera es preciso que el comité de capacitación cuente con un documento que le permita establecer criterios para la contratación de consultores y capacitadores externos, en este sentido será la política de capacitación la que señale los aspectos que se tendrán en cuenta al momento de decidirse por una u otra propuesta.

Los indicadores, por su parte, serán los acordados entre las partes sobre el impacto y los aprendizajes esperados.

Por otra parte, es importante recordar que los procesos de formación requieren claridad en cuanto a los propósitos establecidos en el sentido, no solamente de los temas a trabajar con los participantes que integran los grupos y los tiempos dedicados a cada uno de los temas, sino también y de manera especial al nivel de profundidad que se asignará a cada tema, esto es, si se abordará el tema desde un nivel básico, intermedio o avanzado, lo cual requiere un cuidadoso examen del estado actual de cada uno de los temas en los participantes con el fin de no generar frustraciones en dos sentidos, por una parte la sensación de que se está perdiendo el tiempo porque el tema ya es conocido, o bien porque no se entiende mucho de los aspectos que se están trabajando en el desarrollo de los contenidos seleccionados.

Finalmente creo importante mencionar que el proveedor de capacitación es una empresa o persona que tiene su especialidad y que aspira a ser tenido en cuenta por sus calidades como un firme candidato a contribuir en los procesos de formación de la empresa, en este sentido será el modelo de capacitación que desarrolla la empresa la que permitirá que sus temas y propuestas sean tenidos en cuenta o no.

Jose Manuel Vecino

Jose Manuel Vecino

Filósofo, Especialista en Gerencia de Recursos Humanos y Diplomado en Gerencia de Recursos Humanos, Docente Universitario, Gerente de Gestión Humana, Gerente de Desarrollo Humano y Consultor empresarial en temas relacionados con Direccionamiento estratégico, Identificación de procesos e Indicadores de Gestión. Experiencia en el diseño, ejecución y coordinación de eventos de...

Más sobre Jose Manuel Vecino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Jose Manuel Vecino)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/el_proveedor_de_capacitacion_como_aliado_estrategico/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/jmvecinop)