El nuevo modelo gerencial - deGerencia.com

El nuevo modelo gerencial

El modelo administrativo que hemos venido trabajando, y que durante tantos años nos ha brindado grandes satisfacciones; ya está ampliamente superado y debe evolucionar profundamente; no se trata de la última moda administrativa, se trata de una necesidad latente en las empresas y para las condiciones actuales del país y del medio, ahora que todo es estrés, caos y problemas complejos, se presenta esta gran oportunidad de reorientar y reoxigenar nuestra actual cultura.

Un modelo administrativo utilizado desde principios del siglo donde el éxito siempre le ha pertenecido a aquellas organizaciones obsesivas en los aspectos técnico – científicos, orientadas al control jerárquico de las personas, donde el crecimiento solo ha estado representado en el poder económico y en el dominio del mercado; donde el gerente ( entiéndase como gerente todos los que tenemos la responsabilidad de producir resultados con colaboradores) se ha convertido en un vigilante calificado que basa sus funciones en el control excesivo, en la presión permanente y en dictar normas carentes de flexibilidad; hay que cambiarlo y esa es nuestra responsabilidad, como gerentes también tenemos que evolucionar, tenemos que cambiar y replantear las estrategias para que nos permitan un giro de 180 grados en nuestro estilo administrativo y adaptarnos al cambio del mercado, de la tecnología y de las personas.

Hace más de 15 años, John Naisbitt planteaba el tema argumentando:

“El reto de la industria es cambiar a los gerentes que tradicionalmente y supuestamente tenían todas las respuestas y le indicaban a todos sus colaboradores lo que debían hacer y como lo debían hacer; por gerentes que actúen como facilitadores y desarrollen el potencial humano. El reto es entrenar de nuevo a los gerentes y no volver a entrenar tanto a los obreros”.

Es indudable que el modelo de dirección utilizado hasta ahora debe cambiar profundamente y reorientarse hacía una reingeniería cultural en la que principios éticos, sociológicos, y ecológicos como amor, respeto, confianza, compromiso, autonomía, credibilidad, etc. comiencen a imponerse dentro de nuestra actual cultura y que los valores existentes en cada una de las personas adquieran una nueva y enriquecedora dimensión, cuando son involucrados y aplicados a las diferentes actividades de la empresa; pues estaríamos cambiando nuestra actual cultura basada en el tener por darle paso y gestar una nueva cultura basada en el ser. “El ser por encima del tener”.

La época actual que estamos viviendo está caracterizada por el azar, la incertidumbre, el riesgo, las contingencias, y los repentinos pero constantes cambios; lo que como gerentes nos obliga a estar totalmente convencidos de que no podemos continuar apoyándonos solamente en los aspectos técnico – científicos, ni en la razón aplicada literalmente; pues esta solo es válida en situaciones estables y esto es una utopía.

Con sobrados argumentos, nos justificamos diciendo que la gente no quiere el cambio, cuando realmente lo que está sucediendo al interior de las empresas no es el temor al resultado del cambio, es el temor a un proceso de cambio mal concebido, a una mala preparación de la gente para el cambio y esto es catastrófico para las empresas. W. Steven Brown, directivo del Grupo Fortune asegura:

“Las empresas fracasan principalmente porque sus gerentes fracasan. Y cuando los gerentes fracasan no es porque no dominen las finanzas o el mercadeo, sino porque tratan de dominar a la gente o de manipularla, o porque la subvaloran”.

Sí es posible que las personas miren el cambio de una manera positiva, pero éste cambio tiene que estar asociado con el aprendizaje, (el gerente como coach) su ego, sus valores y su propio desarrollo personal. Es aquí donde el gerente se juega su vida asumiendo el reto de liderar un proceso en el que él es protagonista de una nueva forma de pensar, actuar y hacer las cosas en el seno de las empresas; tenemos que liderar la nueva gerencia espiritual y de valores; pero para esto, tenemos que ser personas sensibles y dotadas de una libertad responsable, con el máximo potencial creativo y consientes de que no puede existir creatividad sin libertad.

No podemos seguir pretendiendo y creyendo que lideres se fabrican en seminarios y conferencias de uno o dos días y que solo pretenden cambiar las acciones de las personas de acuerdo y en beneficio de las exigencias y necesidades de la empresa. Se es líder cuando se logra transformar y mejorar la vida de las personas, y a través de éste cambio, se logra mejorar y desarrollar la organización.

El verdadero arte de administrar no consiste solamente en ganar; es indispensable el arte de lograr el asentimiento de los demás, porque la gente seguirá solo a aquellos a quienes respeta y valora porque igualmente los ha respetado y valorado. Tenemos que cambiar el concepto de que mejor calidad de vida es mayor ingresos, mejor vehículo, mayor bonificación o un cargo de mayor estatus; pues con esto continuaríamos apoyando nuestra actual cultura del tener por encima de la del ser.

En muchos casos, cuando la gente se dirige a su jefe a solicitarle un aumento de salario o una promoción a otro cargo; muchas veces lo que realmente significa es que usted fallo, como coach y como líder, por lo tanto permitió que ellos ya no encuentren su trabajo ni su empresa estimulante, y por lo tanto, su desarrollo personal esté en entredicho, ya que sus valores no son suficientemente compatibles con los de la organización o viceversa.

Dirigir estas empresas con ese cambio organizacional, no es nada fácil, ya no se trata de quién dirige y quién es dirigido; sino de cómo diseñamos una nueva estructura cultural que nos permita tener relaciones sólidas de ayuda y de apoyo enmarcadas por valores como autonomía, autoestima, cooperación, compromiso, confianza, etc. Es otra cultura, que manteniendo mecanismos de control sobre los resultados, opte estratégicamente por el desarrollo de las potencialidades de todos y cada una de las personas de la empresa.

El propósito estratégico básico de toda empresa es sobrevivir y obtener los máximos beneficios económicos posibles, honestamente; pero igualmente podemos cumplirlo, imprimiéndole a la empresa una forma mas humanizada y una misión mas socio – técnica y menos técnico – científica.

Solamente cuando estemos plenamente convencidos de que las empresas no solo son estructuras generadoras de riqueza, y que un conjunto de paredes, maquinas y capital, no es nada; si no que las empresas también son una estructura humana poseedora de una cultura, de un conjunto de valores y de una espiritualidad; estaríamos fundamentando nuestra misión gerencial en la realización humana y profesional de las personas y así estaríamos dando paso a una nueva cultura basada en el ser.

8 comentarios sobre “El nuevo modelo gerencial

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Excelente puesta en escena de uno de los grandes problemas que afectan a las organizaciones EL CREER QUE CON DINERO Y TECNOLOGIA, LA FORTUNA ESTA A NUESTRO ALCANCE.
    Es fundamental que todos comprendamos que LO MAS VALIOSO QUE TIENE TODA ORGANIZACION ES SU PERSONAL, que la riqueza es una consecuencia del progreso de nuestra gente, y de la percepción que tengan al ser considerados no como una cosa, sino de lo que ellos son capaces de lograr.
    Atentamente
    Lic. Orlando R. Giani

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    me gustaria mas informacion

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Las organizaciones, independientemente del fin que persiguen, se ven afectadas por las tendencias globalistas, obligando a sus lìedres y al resto del personal que las constituyen a fortalecer e incrementar sus conocimientos, habilidades y destrezas que le permitan competir en un mercado global, el logro de esto requiere en primera instancia de una comprensiòn de la globalización y la manera en que genera presón a nuestro proceder y en segundo lugar se requiere que los líderes de las organizaciones promuevan la innovación y el creciemto técnico cientifico.

    Las organizaciones tradicionales estan compuestas por seres que adoptan planes y estrategias ajenas y preestablecidas, las ejecutan compartiendolas o nó. Pueden que estos trabajadores, tengan una gran aptitud, sin embargo ello no implica un comportamiento productivo, se requiere a parte de esta aptitud una alta competividad, la cual se logra con el desarrollo de tendencias innovadoras, con el pleno conocimiento de la misiòn y visión de la organización, con el permanente fortalecimiento de nuestros conocimientos y el desarrollo de nuestras habilidades, logrando así minimizar los tiempos muertos de una organización y disminuir asi, por que no, el tiempo empleado en la constante supervisión.

    La globalización nos invita y obliga a competir con el resto del mundo,para lograrlo debemos mejorar la calidad de lo que producimos y hacer de la eficacia un icono auto representativo.

    Claro esta, la legitimidad, la razón y ciertos fundamentos tradicionalistas no deben ser arrancados de raiz en las organizaciones, he aqui la importancia de adminisrar el cambio, de gerenciarlo en función de mejorar sin perder en ningun momento la visión.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Quisiera mayor indoramcion ya que desarrollo mi tesis de postgrado en gerencia donde se plantea un modelo gerencial basado en gerencia del conocimiento

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    es muy importante su planteamiento de un nuevo modelo de organizacion gerencial, lo considero como un aporte interesante en esta area que tantos retos nos establece, lamentablemente como profesional de la administracion y como empresario observo con preocupacion la negacion de gran parte de los gerentes en latinoamerica a cambiar la filosofia de dirigir sus empresas y practicamente se estancan en modelos muy tradicionales que historicamente le han causados algunos resultados, que hacer para modificar esta conducta y que puedan utilizar por lo menos parte de este planteamiento?

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    tiene una excelente informacion pero me parece que se deberia profundizar en cada uno de los modelos gerenciales

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    excelent and good this articule very good

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Hola saludos , su trabajo desperto mucha curiosidad sobret todo por el enfoque que usted le da ” el ser por encima del tener” o el termino reingieneria cultural. algunos datos de su trabajo o ensayo , los usare en mi proyecto especializado en el tema de formulacion y evaluacion de proyectos de tipo cultural. mi correo electronico aparecera en el blog,ya anote la direccion de la pagina y su nomnre, me gustaria saber si es posible su nacionalidad para referirlo.
    Atte Leonardo Rodriguez.
    Venezuela Edo Zulia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor ()
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/el_nuevo_modelo_gerencial/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/)