El Servicio Debe Continuar…

Cuando una persona está tomando la decisión de adquirir una propiedad o instalación, ya sea para comprar o rentar, antigua o nueva; regularmente, la tarea de escoger cuál fuente de energía se adapta mejor a sus necesidades, no representa un punto crucial en la decisión. Usualmente, se acogen o conectan a la red más inmediata que se encuentre disponible en el área, pudiera incluso darse el caso que no tiene alternativas.

Es casi obvio pensar que, si se trata de una casa, bodega (galera), oficina o industria, nueva o en desarrollo, el contratista que construye, contempla conectarse a la red de energía que se encuentre más cercana. Sólo podría variar, cuando entran en consideración algunos factores de criticidad en la continuidad de la operación y/o servicio.

Podemos citar varios ejemplos de ello:

  • Centros Asistenciales, tales como hospitales o ambulatorios, los cuales, regularmente por normativa, deben tener dentro de sus equipamiento, generadores de energía que le permitan atender la continuidad de la operación, en caso de falla.
  • Entidades Financieras, como los Bancos.
  • Instalaciones de Cuerpos de Seguridad (Centros de Policía) o Asistencia a Emergencias.
  • Edificaciones con Servicios Públicos: Notarias, Registros… entre otros.
  • Transportes masivos (Servicio de Metros o Trenes)

En la mayoría de los casos, los diseñadores y dueños de las operaciones, contemplan cubrir los flujos de las tareas y/o actividades inherentes al negocio per se; olvidándose o restándole importancia a eventos que ponen en riesgo la continuidad de la operación.

Especialmente en Latinoamérica, existen muchos factores que pueden afectar la continuidad de la operación, uno de los más resaltantes, es la calidad de la energía eléctrica. Esta calidad se puede ver afectada, tanto por situaciones anómalas en el servicio, como por alguna generada internamente dentro de las instalaciones.

En el caso que el problema provenga de la calidad de la energía, existen varias opciones:

  1. Colocar algún dispositivo en la entrada principal de energía a la instalación, buscando “limpiar” la onda de entrada, produciendo un efecto de “filtro” que permita “a lo interno” recibir la energía de calidad que se necesita.
  2. Si el problema no está en la entrada (acometida), sino por distorsiones que se generan internas, amerita realizar un análisis detallado de la red interna y de los equipos instalados, con la finalidad de determinar lo que está produciendo las alteraciones. Podría ameritar la instalación de equipos especiales o, la desincorporación o cambio del equipo que pueda estar ocasionando la situación.

Con mucha frecuencia, cuando el problema de calidad de energía deriva del suministro, suele ocasionar daños importantes en los equipos instalados, así como posibles interrupciones, generando pérdidas significativas en propietario y a quien recibe el servicio. Esto aplica a empresas, industrias, comercios y residencias.

Ante esta situación, vale la pena evaluar la conveniencia de tener fuentes alternas de energía, que permitan recibir un suministro con la calidad, cantidad y continuidad necesitada. Pero, dependiendo de la criticidad de la operación, cuando decimo fuentes alternas, debemos enfatizar que nos referimos también a redundantes. De forma tal, que el usuario esté permanentemente protegido ante cualquier falla, tratando de reducir al mínimo la posibilidad de falla.

Cuando se trata de ir y revisar las fuentes de energía principal, que tienen en casi todos los centros poblados del continente americano, son las que trabajan a partir de fuentes fósiles (petróleo, gas, carbón), pero también están las de fuentes renovables (hidroeléctricas, solares, eólicas u otras fuentes renovables).

Es fundamental que el responsable de las instalaciones, tome en cuenta la imperiosa necesidad de contar con una confiable fuente de energía, que le permita cubrir las necesidades de su centro y, sobretodo, que permitan cubrir y atender las contingencias.

Jose Gregorio Perez Mendoza

Jose Gregorio Perez Mendoza

Ingeniero, graduado de la Universidad Metropolitana de Caracas- Venezuela. Cursó estudios de cuarto nivel en otras reconocidas Universidades de Caracas, en Venezuela; en el IESA y en la Universidad Metropolitana. A lo largo de la carrera, ha desempeñado cargos operativos hasta gerenciales, tanto en el sector público, como privado. Por...

Más sobre Jose Gregorio Perez Mendoza

Un comentario sobre “El Servicio Debe Continuar…

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Excelente artículo!!! Mis felicitaciones al autor…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Jose Gregorio Perez Mendoza)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/el-servicio-debe-continuar/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/jgpm)