Seis mentiras sobre dinero que arruinan el matrimonio - deGerencia.com
NOTICIA

Seis mentiras sobre dinero que arruinan el matrimonio

Conozca varias de las prácticas que ocasionan problemas en las relaciones

Combinar el dinero y el engaño en casos de «infidelidad financiera» no conduce a cosas buenas, pero está claro que es algo que ocurre con frecuencia.Algunas de las mentiras más perjudiciales son:1. Mentir sobre la cantidad de dinero que gana. «Mmm, no estoy seguro si voy a recibir un bono este año».Negarse a compartir esa información es tan deshonesto como dar una cifra inexacta.»Si se casa con alguien, sin importar si ponen todo su dinero en una sola cuenta o en cuentas separadas, se debe saber cuánto hay en el pozo total», explica Valerie Rind, autora de «Gold Diggers and Deadbeat Dads: True Stories of Friends, Family, and Financial Ruin». «¿Cómo hacer un presupuesto si usted no tiene idea de qué lado del espectro está su cónyuge?», agrega.El mayor problema: «Si la persona no le quiere decir, esa es una señal de alerta», explica Rind. «Usted debe ir teniendo ese tipo de conversaciones si va a casarse pronto».2. Mentir acerca de cómo gana su dinero. «¿Ese dinero extra? La compañía acaba de comenzar a pagarnos horas extras después de las 6:00 pm».¿Está ganando dinero a través de un salario? ¿Un segundo empleo? ¿Un trabajo independiente ocasional? ¿Inversiones? ¿O apuestas a escondidas?Ok, quizás no esté generando ganancias a través de actividades ilícitas, ilegales o irresponsables, pero mentir sobre la fuente de sus ingresos trae consigo dos problemas sin importar la forma que tome la mentira:En primer lugar, deja a su pareja o cónyuge sin poder estimar correctamente la cantidad de dinero que debería haber, y sin poder notar cuando falte efectivo. Por esa razón, este punto está muy ligado a mentir sobre la cantidad de dinero que gana y puede ser igual de perjudicial –si no es honesto sobre la fuente de sus ingresos, es más fácil mentir acerca de cuánto dinero tiene.En segundo lugar, puede ser un gran problema para sus impuestos. Si está firmando declaraciones u otros documentos, usted querrá saber por qué, exactamente, es legalmente responsable.El mayor problema: Es posible que esta especie de mentira encubra algo mucho más grande. «Si alguien está haciendo algo ilícito y trafica con drogas, usted querrá saberlo», Rind advierte. «Si están metidos en juegos de azar, puede tratarse de una grave adicción».3. Mentir sobre sus deudas. «Tengo un par de préstamos estudiantiles, pero no es nada de qué preocuparse».El dinero que usted pone en una deuda es dinero que no se puede usar en otras cosas por usted o su pareja. Las mentiras sobre deudas pueden variar de si usted tiene alguna en primer lugar, cuánto debe en total, cuánto tiempo tiene para pagar, y si usted está haciendo los pagos con regularidad.»Si está atando su caballo a la carreta de otra persona, usted necesita saber no solo lo que entra, sino lo que sale», dice Rind. «Si alguien tiene un plan de pagos, ¿cuánto tiempo va a tomar eso? Quizás necesite una línea separada en el presupuesto para los pagos, y si es así, ¿eso va a tomar dos o diez años?»El mayor problema: la deuda de una persona puede dar una idea de cómo maneja el dinero. «Usted querrá saber cómo su pareja se metió en esa deuda en primer lugar», advierte Rind. «¿Fue un gasto excesivo? ¿Fue una fase en la que no estaba acostumbrado/a a manejar su propio dinero? ¿O es parte de un problema en curso? Usted necesita saber cómo alguien maneja sus finanzas porque eso afecta todo el panorama».4. Mentir sobre las cosas que compra. «¿Esa cosa vieja? No es nada.»Una encuesta de NEFE y Harris Interactive encontró que el 17% de los encuestados en Estados Unidos había escondido una compra de su cónyuge. En comparación con mentir sobre sus ingresos o sus deudas, puede parecer bastante inofensivo, pero de acuerdo a Rind, esto es una mentira de entrada: Una vez que la dice, estás en el camino de los problemas.»Si sabe que va a ser criticado, es más fácil no decirle a la otra persona –esa parece ser la lógica», dice Rind.El problema de mañana: «Eso puede ser contraproducente cuando se pone la ropa nueva o cualquier cosa que se haya comprado y su cónyuge diga, ‘Oh ¿eso es nuevo?’ lo que lleva a otra mentira y se convierte en todo un patrón», continúa Rind. «Ese es el problema con las mentiras: Dice una y termina dando lugar a otra, es un verdadero problema».5. Mentir sobre préstamos de dinero a amigos y familiares. «Sí, la conversación estuvo bien. Le dije que no podíamos darnos el lujo de ayudarlos en este momento».Más allá del hecho de que usted no puede soportar la idea de prestar dinero a la hermana de su pareja y la otra parte siente lo mismo acerca de sus primos, el problema de mentir sobre prestar dinero sin el visto bueno de su pareja es bastante básico.El mayor problema: «Este está vinculado con mentir acerca de lo que compra: La gente no quiere ser criticada, no quieren que sus parejas digan, ‘¿por qué hiciste eso? ¡Nunca vamos a ver ese dinero de nuevo!», Rind explica.»Ese es su dinero para gastos y afecta el presupuesto», agrega la autora.6. Mentir acerca de tener cuentas bancarias que su cónyuge desconoce. «No, esto es de una cuenta que cerré hace años».Tener cuentas bancarias privadas por separado es una cosa. Tener cuentas bancarias secretas, es otra.En la encuesta de NEFE, 5% de los encuestados admitió haber escondido una cuenta de su pareja, y 7% dijo haber ignorado que su pareja tenía una cuenta.El mayor problema: Algo más problemático que la existencia de la cuenta, según Rind, es la razón por la que la tiene en primer lugar.»¿Está pronosticando un problema como para tener una cuenta secreta?» ella pregunta. «¿Considera que su relación no va a funcionar y por eso necesita esos fondos de salida? ¿Tiene miedo que su cónyuge vaya a querer gastar ese dinero?»…



  • Ver original en El Mundo Economia y Negocios
  • Publicado el lunes abril 27, 2015


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.