Seis maneras de liderar equipos empresariales - deGerencia.com
NOTICIA

Seis maneras de liderar equipos empresariales

Liderar equipos es una función que implica disciplina y perseverancia. No todas las personas tienen ni el carisma ni la habilidad para ello. Es algo que se puede entrenar, pero sobre todo es una cualidad con lo que nacemos. De cada uno de nosotros depende si le sacamos el máximo provecho.

¿Qué capacidades debe tener una persona para liderar equipos?

Las habilidades de liderazgo son esenciales para los profesionales que están considerando asumir el rol de gerente. Si bien la idea de liderar equipos parece emocionante y fácil, está asociada a importantes responsabilidades, como la de establecer objetivos para su equipo y ayudarles a comprender y comprometerse con esas metas.

Además, también se espera que quien tiene experiencia en liderar equipos se asegure de que las estrategias de negocio se desarrollen y se implementen eficientemente.

Uno de los requisitos previos cruciales para tener éxito en este rol es tener habilidades como las siguientes:

Delegación: una parte importante de la tarea de liderar equipos está en delegar el trabajo a sus miembros. Es esencial asignar tareas de manera que se contribuya a la productividad general. Para ello, es preciso poder garantizar que las tareas se asignen a la persona más adecuada para ello. Sin embargo, antes se recomienda tener un plan detallado que especifique el objetivo final y concrete el proceso para lograrlo.

Motivación: la motivación es muy útil cuando se trata de liderar equipos eficazmente. Debe tratar de mantenerse un enfoque positivo y comprender que cada persona es distinta, y lo mismo sucede con su motivación. En un equipo, habrá personas con diferentes mentalidades y enfoques; por eso, mientras que un empleado podría estar altamente motivado por sí mismo (automotivación), otro podría necesitar un impulso motivacional externo. Es importante que el líder reconozca las diferentes necesidades de los miembros de su equipo y avance desde allí.

Comunicación: las habilidades de comunicación son esenciales, independientemente de si se es líder o miembro del equipo. Sin embargo, quien desempeña un rol de liderazgo es responsable de enseñar la importancia de la comunicación en su equipo y garantizar que no haya lugar para la hostilidad.

Desarrollo del equipo: un equipo está formado por miembros que tienen diferentes conjuntos de habilidades y áreas de especialización. Es responsabilidad del líder ayudar a los miembros del equipo a desarrollar las habilidades más importantes para lograr los objetivos del equipo y del proyecto. También es esencial para el desarrollo del equipo proporcionar retroalimentación constructiva de manera constante.

Disciplina: ser disciplinado e inculcar la disciplina entre los miembros del equipo es esencial para alcanzar metas de manera efectiva y dentro del plazo estipulado. Cuando las personas trabajan en equipo, pueden surgir conflictos y la disciplina puede ayudar a resolverlos.

Cómo mejorar las habilidades de gestión de equipos

Gestionar equipos es un trabajo exigente. Requiere que los líderes muestren una variedad de habilidades diferentes que, necesariamente, deberán mejorarse constantemente.

Independientemente de cuánta experiencia se haya acumulado en la tarea de liderar equipos, es posible seguir puliendo defectos y potenciando virtudes. Algunas de las formas de conseguirlo tienen que ver con:

Visión clara: involucrar al equipo es esencial para obtener la máxima productividad de sus miembros. Esto solo será posible si se parte de una visión clara y concisa, que habrá de compartirse son los demás, para poder explicar la idea detrás de la visión y escuchar su opinión al respecto. Esto no solo les mostrará que su opinión es valorada, sino que también hará que la visión sea más convincente y creíble.

Comprensión: las personas olvidan que liderar equipos también requiere de gestionar a cada individuo. Dado que diferentes personas tienen diferentes enfoques y mentalidades, hace falta comprender lo que les estimula. Para ello, basta con prestar atención a sus necesidades y empezar a motivarles a entregar lo mejor de sus capacidades.

Comunicación: mantener una comunicación efectiva dentro del equipo contribuye significativamente a lograr objetivos comunes y garantiza que las ideas se entiendan claramente. ¿Has probado las sesiones lluvia de ideas, donde todos puedan presentar sus ideas y discutirlas’

Diversión: garantizar que se mantiene un equilibrio saludable entre “trabajar y jugar” es beneficioso en todos los entornos empresariales. Como responsable de liderar equipos conviene ser capaz de organizar actividades que todos disfruten juntos y que enfaticen la importancia del trabajo colaborativo. Si el ambiente de trabajo tiene un factor divertido, las personas disfrutarán el trabajo y darán lo mejor de sí.

Al liderar equipos es importante recordar que los empleados son un activo, el más crucial de una organización. Por eso, el líder debe asegurarse de que se les ofrezcan recompensas y oportunidades de crecimiento que estén en línea con lo que pueden ofrecer a la empresa.

Liderar equipos desde las decisiones de la persona

El liderazgo participativo, autocrático, paternalista, carismático o transformacional son algunos de los modelos más habituales en el escenario empresarial. La elección de uno u otro depende no sólo de las cualidades de cada persona, sino también del modelo de gestión de la empresa y de las especificidades de los equipos de trabajo.

No obstante estos modelos, liderar equipos también se puede entender a partir de las decisiones que toma la persona en quien recae esa labor, como por ejemplo en alguno de los seis casos que presentamos a continuación:

Promover la imitación (implícitamente):

Los especialistas o expertos en alguna materia suelen practicar este modelo de liderazgo, pues la idea es que, aupado en su experiencia o sus conocimientos, logre que el resto de los colaboradores le siga. La clave de este líder está en no hacer explícita dicha orden; es decir, le siguen de forma natural.

Dar una visión a largo plazo:

Los líderes cuya principal arma es el carisma son especialistas en este modelo. Tan fuerte es su incidencia en los otros y su capacidad de transformar el medio en el que se desenvuelven, que abren caminos y proporcionan visiones en las que nadie más había reparado.

Capacitar al equipo de trabajo:

Para este líder lo principal es el talento humano, tanto el de tipo natural como el que se adquiere a través de la formación y la capacitación. La mayoría de líderes que practican este modelo son a su vez formadores o coach, algo que supone un interés genuino y constante por sus dirigidos.

Ordenar y delegar:

Se trata de una forma de liderar equipos bastante frecuente en proyectos a corto plazo: cuando los plazos de entrega urgen o hay una necesidad imperiosa de resultados. La voz de una sola persona se impone y las otras cumplen sus funciones. El límite está en no permitir que el ambiente laboral se vuelva tóxico.

Dar prioridad a las personas (antes que a las acciones):

Este modelo de liderar equipos se denomina también afiliativo y se basa en valores como la confianza y la equidad. A este líder le importa más el bienestar de sus colaboradores que las acciones en sí mismas. Aun así, debe definir una serie de directrices para que el proyecto no pierda su norte.

Hacer partícipes a los colaboradores:

Las personas que practican este modelo de liderazgo suelen presidir rondas de participación en las que los miembros de los equipos aportan ideas para tomar decisiones. Su fuerte está en visibilizarlos a todos y, a la vez, saber reconducir dichas rondas para que el grupo no se pierda en divagaciones.

Si existe una manera ideal de liderar equipos, ésta debe integrar los seis estilos de los que hemos hablado a lo largo de este post, aunque no necesariamente en la misma proporción ni en todas las fases de los proyectos.



  • Ver original en Retos Directivos
  • Publicado el jueves marzo 19, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.