No compares tamaños - deGerencia.com
NOTICIA

No compares tamaños

Nos pegamos la vida comparándonos con los demás.

Si uno tiene trabajo y tú no lo tienes. Si uno tiene pareja y tú a tu edad eso ni sabes de que se trata. Si uno ha llegado a 2.000 seguidores en redes sociales y tú no tienes ni 100. Si uno liga y tú lo único que te comes al llegar a casa son las croquetas de la noche.

Nos pegamos todo el día comparándonos con los demás. Y ahora con el mundo de las redes sociales, todavía más lo vemos más latente.

Hace poco me comentaba alguien, que la verdad que no se mostraba como era en sus redes, sino que en gran parte había estado “copiando” lo que hacían las personas a las que seguía. ¿Qué marca podría llegar a tener esa persona? Una , desde luego, pero una copia barata de las personas que seguía.

Vivimos comparándonos con los demás, PORQUE NO ESTAMOS A GUSTO CON NOSOTROS MISMOS. PORQUÉ NO NOS ACEPTAMOS, NO NOS QUEREMOS, O NO RECONOCES A ESA PERSONA QUE VES POR LAS MAÑANAS EN EL ESPEJO…¿SIGO?

Siempre nos comparamos con los que más tienen, con los que menos tripa tienen que tú, con los más guapo, con toda aquella persona que ha conseguido lo que tú anhelas. Pero jamás te compararas con los que menos tienen que tú.

Lo único que estás consiguiendo, es que te conviertas en una persona celosa, con falta de confianza en si misma y que sea capaz de hacer lo que sea, para alcanzar lo que siempre ha soñado. Te parecerá muy radical, pero conozco muchas personas así y más en este mundo 2.0.

Gastas energía, tiempo, pierdes oportunidades,… todo por compararte con los demás. Algo que todos hemos hecho, yo también, pero el paso del tiempo me ha dicho que casi es mejor ver un documental del apareamiento de los ciervos, que estar comparándote con los demás.

¡¡NO GANAS NADA, BUENO SI, DISGUSTOS!!:

¿Qué pasa si esa energía la utilizáramos como trampolín para nuestro desarrollo personal y profesional?

.- Mira toda la fotografía.

Ya no solo como te he comentado antes, que solamente nos fijamos en los que más tienen, en los que más guapo salen en Instagram o en los más famosos. Sino también abre el espectro de comparaciones y fíjate en las personas que menos tienen, en los que menos seguidores tienen, en los que no tienen trabajo o viven debajo de un puente, y me parece que las cosas cambiarán para ti.

Pero añadiría algo. No solo abre el espectro de la foto. Sino que tienes que ir más allá. Pregunta a esas personas con las que te comparas, si son felices. Te aseguro que muchas de ellas, te dirán que no es oro lo que reluce y que la infelicidad asoma por su vida, por no hablar de la sensación de fracaso o impostor que tendrá.

Nos quedamos con la primera impresión. Con los números de seguidores y ya nos dejamos impresionar, pensando que todo lo que rodea a esa persona, es increíble, el sueño dorado.

.- ¿Quién quieres ser?

Si te estás comparando es que quieres ser como la otra persona. No me vengas, que es tu inspiración y tonterías varias. Deja de mentirte. Quieres ser esa persona y punto.

Déjate de hablar de tu marca y tonterías, porque si te comparas, no serás nunca tú mismo, querrás ser un sucedáneo de la otra persona.

Y nosotros mientras tanto, lamentando no poder disfrutar de tu talento, de tus actitudes. ¡¡Pena, penita, penaaa!!.

.- Felicita a esas personas.

Cuando los demás han conseguido algo, felicita. Que no se te va a caer la lengua ni nada parecido. Un éxito de los demás, en un éxito para ti, ya que puedes aprender cómo lo ha conseguido a parte de ver en qué cosas se podrían hacer mejor.

.- Reenfoca tu foco.

Deja de compararte con los demás. Tampoco te digo que ahora empieces a creerte que eres el rey del mundo como decía Leonardo DiCaprio en Titanic.

Pero el foco siempre tienes que ponerlo en lo que tú puedes dominar. No en lo que a ti te gustaría dominar. Y ese ha sido uno de tus problemas.

El siguiente problema ha sido que no se trata de seguir modas. Sino de ser tú la tendencia que los demás tienen que seguir. Todos tenemos talentos, todos somos únicos, todos tenemos una forma de hacer las cosas de manera diferente a los demás

El reconocimiento es la consecuencia del trabajo que realizas. Si copias el trabajo de los demás, el reconocimiento lo tendrá la 1 persona que lo haya hecho, JAMÁS TÚ.

Así que recuerda:

.- Nunca llegarás a ser como los demás, porque ellos son ellos y tú eres tú. Empieza a aceptarlo, porque sino tu vida, será una tortura.

.- No te compares con los demás, porque cada persona, cada circunstancia es diferente y nunca pueden ser iguales.

.- Nunca te compares con nadie, porque te estarás reprochando a ti mismo y dando valor a otras personas, que quizá no son lo que aparentan.

.- Céntrate en ti. Sal de las redes sociales si hace falta. Pero muestra TU TRABAJO, no una copia de los demás.

.- Silencio, silencio te recomiendo. Silencio que te mostrará quien eres, qué quieres. Te hará ver las personas que te envidian, a las que envidias por el éxito que tienen. El silencio te mostrará la realidad, a partir de él focalizarte hacia donde realmente siempre has querido ir, pero las modas y el miedo, te han impedido seguir.

¡¡No te fijes en el tamaño de los demás y, usa bien lo que dios te ha dado!!



  • Ver original en Principios de un Comienzo
  • Publicado el lunes julio 15, 2019


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.