"Los inversores ven oportunidades en la bolsa europea, pero la política les frena" - deGerencia.com
NOTICIA

«Los inversores ven oportunidades en la bolsa europea, pero la política les frena»

Todos los indicadores apuntan a que las mejores oportunidades de inversión están en Europa, pero la mayoría de los gestores de fondos siguen apostando por la Bolsa estadounidense. ¿La razón? La política. Hay demasiadas elecciones en el horizonte y los mercados ya han aprendido a no dar ningún resultado por sentado después del «Brexit» y de las elecciones americanas. Nigel Bolton, jefe del equipo de renta variable europea de BlackRock, habla de las preocupaciones de los inversores internacionales y por qué a Europa debe importale lo que pase en EE.UU.

—Tras la victoria del «Brexit» y de Donald Trump los mercados han corrido mucho. ¿Queda más camino?

—El diferencial entre cíclicos y defensivos se ha estrechado, es cierto, pero venimos de muchos años en los que los segundos lo han hecho mejor. Necesitamos que los beneficios sigan mejorando para justificarlo, pero sí que creo que hay camino que recorrer. De lo que pase en Estados Unidos dependerán los mercados. Qué políticas se van a implementar, hacia dónde se va a ir el dólar, y cuál va a ser la tendencia de los tipos de interés en el país.

—¿Qué espera del BCE?

—No esperamos ninguna subida de tipos en Europa en el corto plazo. Quizás sea una historia para la segunda mitad de 2018. Por eso vemos que el bund alemán está capado a estos niveles. Estamos algo nerviosos por la incertidumbre política. No creo que le sorprenda que diga esto. Por eso estamos cautos con la deuda periférica. Para los próximos 18 meses meses seremos testigos de diferentes escenarios en los países europeos. En España podría haber un menor impacto y hemos visto una mejora significativa en comparación con sus vecinos.

—Se empiezan a oír temores de un «taper tantrum» (ventas masivas por un cambio en la política de tipos)europeo.

—Al ritmo al que trabaja el BCE en un año, salvo que las cosas hayan cambiado significativamente, vamos a ver los límites de lo que verdaderamente puede comprar. Salvo que los requisitos del programa cambien, los propios límites del bund alemán van a obligar a que se reduzca el ritmo. Claro que mucho puede suceder en esos meses.

«Al ritmo al que va el BCE, vamos a ver los límites de lo que verdaderamente puede comprar»
—¿Cómo puede afectar la inflación al consumidor europeo?

—Es cierto que los indicadores han repuntado, pero no hay realmente presión inflacionaria como para que la inflación real aumente. El desempleo aún es alto y hay sobrecapacidad en ciertos sectores. No creo que sea un problema de los próximos meses.

—Prácticamente todas las grandes firmas de inversión coinciden en ver precios atractivos en la renta variable europea, pero es la Bolsa americana la que sigue brillando. ¿Qué está impidiendo a los grandes inversores dar ese paso?

—Justamente hablaba con unos clientes americanos la semana pasada. Ven las oportunidades, pero, ¿qué pasa con la política? Es lo que está frenando a muchos. Lo vemos en cómo la mayoría de los mercados se han comportado en la última semana. A la Bolsa francesa se le está exigiendo una prima mayor. Si ganara las elecciones en Francia el partido del centro, se vería como algo muy positivo, también para la economía de la Eurozona. Pero como me dijo recientemente un inversor americano, solo estás a un resultado electoral fallido del fracaso del proyecto del euro. Puede que sea muy exagerado, pero es el tipo de temores que tienen los inversores internacionales y por eso quizás quieren esperar.

—¿Hacen bien en esperar?

—Creo que después del año pasado, tras el fracaso de las encuestas tanto en las elecciones americanas como en el referéndum británico, todo el mundo está muy nervioso por si se vuelven a equivocar. Esperamos que Marine Le Pen llegue a la segunda vuelta, pero no que gane, asumiendo que los partidos centristas se unan. En estos momentos, junto con Macron, son los dos candidatos a pasar la primera ronda. Pero es una situación muy fluida. Tiene un margen de error mayor que el que vimos en el ‘Brexit’ y en las presidenciales americanas. No digo que no pueda pasar, pero lo vemos menos probable. Una de las señales de alerta sería una subida de los bonos franceses. Han aumentado, pero podrían irse mucho más arriba. Aún no están cerca de los niveles que vimos en la crisis.

—Está muy positivo con la economía y con la renta variable. ¿Qué le quita el sueño por la noche?

—La política. El año pasado, en dos ocasiones distintas, me desperté a las dos de la madrugada con la sensación de no entender qué había pasado: con el «Brexit» y las elecciones americanas. Después de esto, todo el mundo está muy nervioso. Aunque sobre el papel todo parece muy lógico, que Le Pen no gane, aún hay que pasar por las elecciones holandesas y alemanas. Los problemas con el terrorismo son impredecibles y generan resultados impredecibles en las elecciones. Eso podría descarrilar la recuperación europea justo cuando está entrando en su punto dulce. Por eso, nadie está muy preparado para hacer grandes apuestas.



  • Ver original en Diario ABC
  • Publicado el domingo marzo 5, 2017


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.