Las lecciones emprendedoras de Santa Claus - deGerencia.com
NOTICIA

Las lecciones emprendedoras de Santa Claus

Santa Claus es un personaje universal que construyó un emporio y cumple con sus entregas en tiempo récord. A pesar de ser imaginario, tiene muchas cosas que enseñar a todos los emprendedores.

Ficción o no, lo cierto es que por lo que se sabe, Santa Claus tiene una inmensa fábrica localizada en el Polo Norte, trabaja con cientos o, tal vez, miles de elfos, quienes le ayudan a producir los juguetes para los niños, y varios renos bien entrenados que lo transportan en una noche a todos los rincones del mundo.

También por lo que se ha visto en las películas que se han hecho en su nombre, todos los trabajadores acuden día a día a la planta de producción altamente motivados y disfrutan mucho al ejecutar las tareas asignadas. En fin, su orientación al logro, y al resultado, es alta.

De esta forma, sin lugar a dudas, estar al frente de esta gran organización es un reto y qué mejor que imaginarse cuál sería la respuesta de Papá Noel a la pregunta ¿Cuáles son sus secretos para ser un buen líder?

Este fue el interrogante que “le formularon” Eric Harvey , David Cottrell , Al Lucia y Mike Hourigan. Lo que “él dijo” lo “consignó” en el libro ”The leadership secrets of Santa Claus”, editado por la firma The Walk The Talk Company.

Es claro que el mundo de hoy insta a los trabajadores a ser más conscientes de su propio desarrollo y de los aportes que pueden hacer como personas tanto en el ámbito social como en el empresarial. Ya se sabe que todos los seres humanos, según la teoría de las competencias, tienen la posibilidad de desarrollar la habilidad de liderazgo.

Gurúes en el tema organizacional, entre ellos Stephen Covey , han señalado que las compañías hoy requieren de líderes más que de gerentes o jefes. Y ¿esto que significa? Que todas las personas, indistintamente de su posición jerárquica dentro de la compañía –aunque las jerarquías sigan existiendo-, tienen la posibilidad de liderar actividades y de marcar la diferencia que pueda llevar al éxito.

Santa Claus es un gerente pero, más que ello, un líder

Le toca motivar a trabajadores, leer cartas, mantener unos niveles de calidad óptimos en sus productos, adoptar y adaptarse a nuevas tecnologías, desarrollar habilidades continuamente y, además, según sus palabras en la introducción del libro, “solucionar los problemas que puedan tener los elfos y sacar los excrementos de los renos (pese a que esta última tarea la he delegado a otro)”.

Cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia. A diario, los trabajadores deben enfrentar problemas similares, ocupen o no un cargo directivo. Y para todas estas actividades las personas que deseen continuar vigentes en el mercado laboral de hoy deben prepararse.

Le han preguntado a Santa Claus cómo ha hecho para manejar todos esos asuntos con la eficiencia que lo hace, y su respuesta ha sido clara: “Algunas personas piensan que yo uso magia. Pero realmente, no hay nada de magia en ello”.

Las ha podido llevar a cabo cumpliendo a diario con “ocho prácticas estrategias” que aplica con él mismo, con las personas que trabaja y con los proyectos que emprende.

Sus prácticas, planteadas en el libro mencionado, se resumen así:

1. Construye un magnífico taller
Haz de tu misión la principal tarea
Concéntrate en tu gente así como en tus propósitos
Déjate guiar por tus valores

2. Escoge sabiamente a los renos
Se exigente en la selección para que la gerencia sea más fácil
Promueve a las personas correctas… por buenas razones
Apuéstale a la ventaja que da la diversidad

3. Haz una lista y revísela dos veces
Planea tu trabajo
Ejecuta tu plan
Maximiza lo que tenga

4. Escucha a los elfos
Escucha abiertamente sus aportes
Presta atención a cómo tu eres percibido
Ponte un rato en los zapatos de ellos

5. Ve más lejos que los trineos rojos
Ayuda a todos a aceptar la realidad del cambio
Recuerda el cliente es el que manda
Enseña “el negocio” del negocio

6. Comparte la leche y las galletas
Ayúdalas a ver la diferencia que ellos hacen
Se correcto con aquellos que hacen bien las cosas
Consolida las posibilidades

7. Identifica quién es travieso y quién es encantador
Confronta los problemas de desempeño…pronto
Prepara “la mayoría en el medio”
No olvides a las “super estrellas”

8. Se bueno, por su bien
Da ejemplo
Establece directrices y fomenta la responsabilidad auténtica
Recuerda que todo cuenta

Estas prácticas podrían formar parte de tu lista de deseos por cumplir en el 2021.

Reflexiona sobre cuántas de ellas ya tienes y cuáles consideras que debes desarrollar para convertirse o reforzar tu habilidad emprendedora. Y ¡adelente! con tus propósitos.



  • Ver original en EmprendedoresNews
  • Publicado el viernes diciembre 18, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.