La planta solar de 1.000 millones de dólares que quedó obsoleta antes de funcionar - deGerencia.com
NOTICIA

La planta solar de 1.000 millones de dólares que quedó obsoleta antes de funcionar

La planta solar Crescent Dunes parece sacada de una película de ciencia ficción. Diez mil espejos forman una espiral de más de tres kilómetros de ancho que se enrolla alrededor de un rascacielos situado en medio del desierto entre Las Vegas y Reno. La instalación absorbe suficiente calor de los rayos del sol para hacer girar turbinas de vapor que almacenan la energía en forma de sal fundida.

En 2011, el proyecto de 1.000 millones de dólares (892 millones de euros) estaba llamado a ser la mayor planta solar de este tipo y parecía una punta de lanza hacia el futuro de las energías renovables. Citigroup y otras entidades financieras invirtieron 140 millones de dólares (125 millones de euros) en su impulsor, SolarReserve.

Steven Chu, secretario del Departamento de Energía estadounidense en ese momento, ofreció a la empresa préstamos garantizados por el Gobierno de EE UU, y Harry Reid, entonces senador por Nevada, despejó el camino para que la empresa construyera en terrenos públicos. En el transcurso de un acto en Washington organizado para celebrar la obtención de los fondos públicos, el consejero delegado de SolarReserve, Kevin Smith, subrayó a los políticos reunidos lo orgullosos que estaban por “estar haciendo nuestra parte para ganar el futuro”.

SolarReserve puede haber hecho su parte, pero hoy la compañía no se encuentra entre los ganadores de las energías renovables. En cambio, la empresa está sumida en litigios y acusaciones de mala gestión en Crescent Dunes, donde los contribuyentes tienen invertidos 737 millones de dólares (658 millones de euros) en préstamos garantizados.

A fines del año pasado, Crescent Dunes perdió su único cliente, NV Energy, que citó la falta de fiabilidad como el motivo para dejar de demandar la electricidad procedente de la planta. SolarReserve es una víctima, irónicamente, del éxito de la industria de la energía solar en la última década. Los generadores de vapor en Crescent Dunes requieren piezas personalizadas y un equipo de docenas de trabajadores para mantener la instalación en marcha…



  • Ver original en Cinco Dias
  • Publicado el martes enero 7, 2020
  • Noticia local de Estados Unidos


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.