NOTICIA

La opción más práctica para entreabrir las puertas del mercado laboral

La Formación Profdesional Dual, un sistema con larga tradición y demostrada eficacia en los países centroeuropeos, se ha convertido en una alternativa para los jovenes que no optan por carreras tradicionales y buscan una puerta de acceso al mercado laboral.

Nuria García Martín es madrileña y ha tenido más de una experiencia en Formación Profesional Dual: Técnico Superior en Diseño y Producción Editorial, y Técnico grado superior Producción en Industrias de Artes Gráficas. “Este tipo de formación es más ágil, más rápida, y en dos años sabes si te gusta lo que has elegido”, opina la mujer de 37 años. Para García Martín su prioridad era una formación de calidad pero de rápido acceso al mundo laboral.

“En 2002 estuve año y medio en un centro educativo, y luego tres meses de prácticas en una empresa. Después me contrataron y pasé nueve años trabajando allí”, comenta García Martín. En aquel momento la mujer era muy joven y asegura que la experiencia resultó mejor de lo que pensaba. Señala que además de la teoría, en el Instituto Islas de Filipinas se trabaja a diario con las herramientas y las máquinas que luego se utilizarán en el ambiente de trabajo.

“Llegas a la empresa con una buena base y lo demás lo vas cogiendo con el día a día. A mi me ayudaron mucho y me formaron. Y afortunadamente logré mi objetivo que era conseguir empleo rápidamente”, dice. García Martín indica que al fin y al cabo lo que le interesa a las empresas es que seas efectivo. “De nada sirve que tengas un grado superior si a la hora de hacer tu trabajo no sabes adaptarte a los requerimientos de la empresa”, explica. Lo importante es, una vez en prácticas, demostrar que puedes hacer bien tu trabajo y estar dispuesto a seguir aprendiendo.

David Conde trabaja en una tienda de Lidl en Alcalá de Henares, tiene 24 años y tras acabar sus prácticas firmó contrato indefinido con la empresa hace casi dos años. El joven madrileño cursó una Formación profesional Grado Superior Gestión de Ventas y Espacios Comerciales en el IES Clara del Rey y asegura que lo más importante en la formación es conseguir practicas duraderas y de calidad.

“Tener la oportunidad de hacer prácticas durante un año hace la diferencia, aumenta las posibilidades a la hora de quedarse en la empresa. Te da tiempo de aprender bien tu trabajo, y le da tiempo a la empresa de conocerte”, dice Conde. Y recalca que ninguna compañía, salvo excepciones, deja en la calle a un empleado al que ha estado formando durante un año entero. “Hay carreras que tienen dos meses de práctica, no te da tiempo a nada. Mi hermano menor ha escogido el mismo camino que yo y ya está haciendo entrevistas para comenzar a trabajar”, agrega.

David Conde en su lugar de trabajoEste joven, que hoy trabaja como asistente del gerente de tienda, comenta que una formación de dos años, el primero de base teorica y el segundo ya dentro de la dinámica de empresa, es una alternativa para quienes no gustan de las carreras tradicionales. “Yo no he sido un buen estudiante en el bachillerato. Pero busqué especializarme en algo y en poco tiempo estaba haciendo practicas remuneradas”, indica Conde. En este caso, la retribución de las prácticas suman alrededor de 9.000 euros anuales.

En la misma linea, Widad Habid, una joven marroquí de 21 años, cuenta que la situación económica de su familia le permitía estudiar cuatro años sin tener que trabajar, pero que ella prefirió —en principio— una formación práctica que le brindara experiencia en el mercado. “Llevo dos años trabajando, estoy a cargo de una tienda y soy responsable de 15 personas. También estudio Administración y Dirección de Empresas, pero siento la diferencia con compañeros de clase que todavía no están trabajando. Llevo ventaja”, afirma la joven.

Habid también resalta la formación práctica y continua por sobre la teoría pura y dura. También menciona formaciones alternativas en liderazgo y motivación, y el aprendizaje dinámico del día a día en el ambiente laboral. “En una carrera larga haces las practicas después de tres años y con suerte llegas a seis meses. Con la FP Dual terminas el primer año superpreparado y continuas aprendiendo en la empresa. Yo estoy muy contenta”, dice. Por último, Habid, que ha transitado las dos variantes, cree que la principal diferencia se encuentra en la motivación que se va generando en los aspirantes y en la posibilidad de “cortar camino”. “Se adquiere seguridad personal mucho mas rápido”, concluye.



  • Ver original en Diario ABC
  • Publicado el lunes abril 23, 2018


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.