La economía en el primer año de AMLO, muy lejos de la promesa - deGerencia.com
NOTICIA

La economía en el primer año de AMLO, muy lejos de la promesa

El presidente Andrés Manuel López Obrador cierra su primer año de gobierno con una economía sin crecimiento y con la sombra de haber estado en recesión técnica durante los primeros meses, es decir, de decrecer.

Esto contrasta con la promesa electoral de crecer 4% y con las críticas que hacía el hoy mandatario cuando era opositor a los sexenios pasados, en los cuales la economía se expandió 2% en promedio, una cifra mediocre, según decía él mismo.

“La política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país“, afirmó al rendir protesta como presidente el 1 de diciembre de 2018 ante el Congreso de la Unión.

López Obrador no llegó ni a 2% y en los primeros nueve meses de este 2019, el crecimiento fue 0%.

No obstante, no todo es culpa del actual del titular del Ejecutivo; de hecho, él recibió una economía con visos de contracción de parte de su antecesor, Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con los datos recién revisados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el último trimestre de 2018 (los dos últimos meses de Peña Nieto y el primero de López Obrador), el Producto Interno Bruto (PIB) del país se redujo 0.1% con respecto al trimestre anterior.

Economía alicaída
Desde 2018, la economía de México ha tenido caídas en algunos trimestres; este 2019 se ha encontrado prácticamente estancada.

El último trimestre de 2018 y los dos primeros de 2019 con cifras por abajo de cero conforman la recesión técnica que tanto se había augurado y que se ratificó con la revisión del Inegi a sus cifras, pues anteriormente las mediciones preliminares no habían caída en terreno negativo.

Este pobre desempeño de la economía se debe a factores tanto externos como internos, coinciden economistas.

En el entorno internacional, las disputas comerciales que abrió el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con socios como la Unión Europea y China impactaron en la economía global.

México, al ser una economía abierta, depende mucho de los flujos de capital internacionales y ha resentido la desaceleración en la producción y comercio mundial, explicó Diego Alejo Vázquez, economista y politólogo por el Tecnológico de Monterrey y El Colegio de México, en entrevista con Forbes México.

En cuanto a factores internos, la llegada de López Obrador al poder trajo consigo muchos cambios en la manera de concebir la política en áreas como la social, energética y en materia de infraestructura; en general, un cambio en la manera que funciona el gobierno, consideró el especialista.

Lo anterior llevó a un proceso de ajuste que impactó en las decisiones de los inversionistas. Un caso particular que cimbró a la clase empresarial del país y causó incertidumbre fue la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) que se construía en Texcoco.

Aunado a esto, algo que sí se le puede achacar a la administración lopezobradorista es el subejercicio del gasto público en el que se cayó por tener un mayor control de los recursos a fin de disminuir la corrupción.

“Parte de por qué el ejercicio del gasto se hizo así fue por la manera y el cambio que implicó una política implementada inicialmente por el mismo Carlos Urzúa (exsecretario de Hacienda) de generar ahorros y cambiar la manera en que el gobierno hacía las compras, sus licitaciones”, afirmó Vázquez.



  • Ver original en Forbes Mexico
  • Publicado el domingo diciembre 1, 2019
  • Noticia local de México


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.