Guía de precios de la vivienda de las grandes ciudades españolas - deGerencia.com
NOTICIA

Guía de precios de la vivienda de las grandes ciudades españolas

El alza de precios se modera en los barrios más caros tras volver a niveles de burbuja
Madrid no tiene el metro cuadrado más caro del país entre las capitales de provincia –liderazgo que corresponde a San Sebastián, con 3.406 euros el metro cuadrado–, aunque sí cuenta con distritos que superan con creces la media nacional y de la propia capital. Según los datos de Tinsa, el metro cuadrado de la vivienda en la ciudad de Madrid se paga a una media de 2.962 euros, frente a los 5.148 euros del distrito de Salamanca, el más caro de todos. El fuerte encarecimiento posterior a la crisis en los barrios más cotizados de Madrid está dando paso a una ralentización de los precios y son los distritos más alejados del centro los que están tomando el relevo y se están revalorizando con mayor intensidad. Comprar casa en el centro, Moncloa-Aravaca, Retiro o Chamberí sigue siendo notablemente más caro que en Carabanchel o Tetuán, pero en estos dos últimos distritos, los precios se han encarecido en el último año más del 10%, frente al crecimiento del 3,6% en Moncloa-Aravaca o el 4,7% de Retiro, según los últimos datos de Tinsa.

La capital catalana está dando una de las señales más evidentes de cómo la recuperación fulgurante de los precios posterior a la crisis está comenzando a agotarse. Es la única gran urbe que presenta un descenso de precios interanual al cierre del tercer trimestre, del 1% interanual según datos de Tinsa. Se trata del primer descenso de precios desde 2013. “Mientras en ciudades como Valencia o Málaga todavía se registran incrementos de dos dígitos, porque todavía están recuperando el precio perdido durante la crisis, empezamos a notar un frenazo en ciertas ciudades. Por primera vez vemos que en Barcelona el precio se estabiliza: fue la primera en crecer y es la primera en ralentizarse”, destaca en un reciente informe el Departamento de Análisis e Informes del Grupo Tecnocasa. Salvo en Les Corts y San Andreu, que mantienen ascensos interanuales del 6% y el 4,5% respectivamente, los precios se estancan o descienden de forma leve en el resto de distritos de la ciudad condal. En Ciutat Vella, la compra de una vivienda se ha abaratado el 1,6% en el último año; en Sants-Montjuïc, el 1,4% y en Gràcia y Nou Barris, el 1%, en la media del conjunto de la ciudad.2

Primeras señales de agotamiento después del rally de los últimos años

La capital catalana está dando una de las señales más evidentes de cómo la recuperación fulgurante de los precios posterior a la crisis está comenzando a agotarse. Es la única gran urbe que presenta un descenso de precios interanual al cierre del tercer trimestre, del 1% interanual según datos de Tinsa. Se trata del primer descenso de precios desde 2013. “Mientras en ciudades como Valencia o Málaga todavía se registran incrementos de dos dígitos, porque todavía están recuperando el precio perdido durante la crisis, empezamos a notar un frenazo en ciertas ciudades. Por primera vez vemos que en Barcelona el precio se estabiliza: fue la primera en crecer y es la primera en ralentizarse”, destaca en un reciente informe el Departamento de Análisis e Informes del Grupo Tecnocasa. Salvo en Les Corts y San Andreu, que mantienen ascensos interanuales del 6% y el 4,5% respectivamente, los precios se estancan o descienden de forma leve en el resto de distritos de la ciudad condal. En Ciutat Vella, la compra de una vivienda se ha abaratado el 1,6% en el último año; en Sants-Montjuïc, el 1,4% y en Gràcia y Nou Barris, el 1%, en la media del conjunto de la ciudad.

La capital valenciana continúa presentando un encarecimiento vigoroso de la vivienda, del 8,4% interanual al cierre del pasado septiembre de acuerdo con los datos de Tinsa. Este incremento se extiende de forma generalizada por todos los distritos de la ciudad, también en los más caros. Los 2.407 euros el metro cuadrado en L’Eixample –el precio más elevado de la capital– no son obstáculo para que el crecimiento se mantenga a un ritmo del 10,6%. Y en distritos más baratos como Benicalap –1.240 euros el metro cuadrado– o Poblats Marítims –a 1.497 euros– se dan ascensos fulgurantes, del 23,8% y el 38,2% interanual, respectivamente. La evolución más plana se observa en cambio en el distrito de Algirós, donde los precios han crecido solo el 1% en el último año. En Valencia, la recuperación de precios tras la crisis comenzó en 2016, año y medio después que en Barcelona.3

Notable ritmo de subidas, también en los barrios caros

La capital valenciana continúa presentando un encarecimiento vigoroso de la vivienda, del 8,4% interanual al cierre del pasado septiembre de acuerdo con los datos de Tinsa. Este incremento se extiende de forma generalizada por todos los distritos de la ciudad, también en los más caros. Los 2.407 euros el metro cuadrado en L’Eixample –el precio más elevado de la capital– no son obstáculo para que el crecimiento se mantenga a un ritmo del 10,6%. Y en distritos más baratos como Benicalap –1.240 euros el metro cuadrado– o Poblats Marítims –a 1.497 euros– se dan ascensos fulgurantes, del 23,8% y el 38,2% interanual, respectivamente. La evolución más plana se observa en cambio en el distrito de Algirós, donde los precios han crecido solo el 1% en el último año. En Valencia, la recuperación de precios tras la crisis comenzó en 2016, año y medio después que en Barcelona…



  • Ver original en Cinco Dias
  • Publicado el sábado octubre 12, 2019
  • Noticia local de España


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.