Formación in company: oportunidad de futuro - deGerencia.com
NOTICIA

Formación in company: oportunidad de futuro

La escasez de personal calificado se ha convertido en un problema grave en una variedad de industrias. En su búsqueda de soluciones, las empresas a menudo subestiman un camino que podría construir una base sólida para su futuro: la formación in-company.

Este enfoque de desarrollo de habilidades ofrece numerosos beneficios. Rara vez ha habido tantas buenas razones como las que existen hoy para invertir en formación.

Beneficios de la formación in company

Asegurar una mano de obra cualificada

La formación in company garantiza una mano de obra cualificada al preparar al propio talento emergente. Esto ayuda a la organización garantizar que puede cubrir su futura demanda de profesionales.

En la actualidad, muchas empresas tienen dificultades para cubrir los puestos vacantes. A pesar de hacer, en algunos casos, importantes enormes esfuerzos de búsqueda, no pueden encontrar perfiles adecuados en el mercado laboral.

Las cualificaciones y habilidades profesionales que se exigen en un entorno económico dinámico pueden cambiar rápidamente. Los programas de formación profesional no siempre pueden responder con la suficiente rapidez a la demanda de perfiles de habilidades cambiantes y realizar los ajustes necesarios en el contenido de sus programas.

Sin embargo, las empresas que apuestan por la formación in company, ya no dependen del mercado de la educación, pueden elegir a sus partners y preparar a su plantilla. Tienen acceso a personal cualificado que está listo para trabajar de inmediato y tiene las habilidades necesarias. Esta decisión es la más acertada, ya que:

Permite disponer a la plantilla en el futuro de las habilidades necesarias.

Facilita la retención y atracción de talento.

Brinda a los participantes importantes habilidades sociales, como el trabajo en equipo, el espíritu empresarial y la confianza.

Asegura que los empleados, además d estar bien preparados, comprendan la cultura corporativa.

Ganar en competitividad

La formación in company asegura y mejora la competitividad porque le permite cualificar a los futuros empleados de acuerdo con los requisitos específicos del negocio y la industria. De este modo, se superan los desafíos que plantea el desajuste entre el conjunto de habilidades deseado y el disponible en el mercado.

Las empresas que capacitan a sus empleados calificados por sí mismas pueden hacerlo al más alto nivel y de una manera que se adapte a sus necesidades actuales y futuras. Eso les da una ventaja clave, que resulta determinante para la competitividad.

Además, los empleados más cualificados pueden responder de manera más flexible dentro de la empresa a cambios de última hora o nuevas situaciones del mercado. Cuanto mayor es la necesidad de conocimientos específicos de la empresa y más difícil es encontrar trabajadores calificados fuera de la empresa en el mercado laboral, más significativo se vuelve el beneficio económico de apostar por la formación in company.

Impulsar la innovación

La formación in company garantiza y mejora la innovación al propiciar la inyección continua de nuevos talentos en la empresa. Los jóvenes aportan nueva vitalidad e ideas. De forma adicional, se supera el desafío que supone mantenerse al tanto de las últimas tecnologías y anticipar las tendencias futuras en un mundo que cambia rápidamente.

Hay que tener en cuenta que los participantes en esta formación puede que aún no hayan desarrollado hábitos mentales y, a menudo, tienen un ojo crítico, lo que es una ventaja para las empresas que quieren desarrollarse.

Debido a que estos profesionales están en un proceso de aprendizaje constante en el que también participan otros empleados, fomentan una atmósfera amigable para el aprendizaje dentro de la empresa en su conjunto.

Al mismo tiempo, las preguntas y la curiosidad de los aprendices obligan a todos los empleados a mantener sus conocimientos actualizados.

La conclusión es que, para mantenerse innovadoras, las empresas no solo necesitan empleados con experiencia, sino también nuevos talentos que estén abiertos a la tecnología, la sepan adaptar y tengan interés por mantenerse actualizados.

La formación in company resulta clave para la innovación al:

Asegurar que el negocio se mantiene por delante de las tendencias actuales.

Crear una organización dinámica.

Aumentar el potencial de creatividad en la empresa.

Fomentar una cultura de aprendizaje.

Impulso a la productividad, reducción de costes o un mayor potencial de atracción de talento son otras de las razones que llevan a muchas empresas a optar por la formación in company para mejorar resultados, salir del estancamiento y escalar
posiciones en el mercado.



  • Ver original en Retos Directivos
  • Publicado el martes septiembre 1, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.