España, un país sin un plan B para afrontar una recesión histórica - deGerencia.com
NOTICIA

España, un país sin un plan B para afrontar una recesión histórica

El pasado sábado las ministras de Economía y Hacienda presentaron el Programa de Estabilidad. Reconocen que en 2020 el PIB caerá un 9%, lo mismo que entre 2008 y 2013. Que la tasa de paro acabará este año próxima al 25% y cinco millones de parados, que el déficit superará el 10% y que la deuda pública aumentará hasta el 115% del PIB. El plan de política económica se diseñó hace algo más de un mes para un escenario de crisis corta y con mínimo impacto. Ahora asumen una crisis muy intensa y duradera y mantienen el plan. Pocas horas después el presidente desde La Moncloa lo confirmó: “No hay plan B”.

La política, como la vida, es pura contingencia. En condiciones normales no tener un plan B es arriesgado, con extrema incertidumbre es un suicidio. Tras el dato de PIB del primer trimestre es probable que el escenario del Gobierno se quede corto. El Gobierno espera que los salarios sigan subiendo un 2% este año y muchas empresas ya han comenzado a reducirlos. Esperan una caída del 10% de las importaciones de los países a los que exportamos y un desplome del 27% de nuestras ventas en el exterior. Las exportaciones siempre han sido las que han sacado a la economía española de las recesiones y esta vez son la principal causa de la crisis, sobre todo el turismo y el sector del automóvil, con un escenario muy incierto para 2021.

El Gobierno espera una caída de ingresos públicos del 5%, la mitad que la caída del PIB nominal, y la presión fiscal aumentaría dos puntos de PIB. Eso no ha pasado en ninguna recesión y menos sin aprobar medidas de subidas de impuestos en el programa. Haciendo un supuesto prudente de una elasticidad unitaria entre ingresos y PIB, el déficit público sería del 12,5%. A eso hay que sumar la renta mínima de inserción que el Gobierno ha prometido, pero olvidó incluir en el programa enviado a Bruselas. Limitan los ERTE a unos tres meses, pero el presidente ayer dijo que están negociando con los agentes sociales prorrogarlos. Y a eso habrá que añadir planes de inversión pública para reactivar la economía que irán surgiendo en las próximas semanas.

En su libro El dilema el presidente, Zapatero reconoció que una lección de la crisis de 2008 fue que España no puede financiar un déficit del 10% del PIB. Y otra lección del rescate de 2012, aunque Rajoy sigue negando que fuera rescatado, es que es mejor tomar las decisiones tú que te las impongan desde fuera en medio de una fuga de capitales. Esta vez España se ha podido conectar al respirador automático del BCE y eso nos mantiene financieramente con vida. ¿Cuál es el plan si el BCE decide reducir el oxígeno que nos proporciona?…



  • Ver original en Cinco Dias
  • Publicado el jueves mayo 7, 2020
  • Noticia local de España


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.