¿Es el Brexit el final de Gibraltar como paraíso fiscal? - deGerencia.com
NOTICIA

¿Es el Brexit el final de Gibraltar como paraíso fiscal?

El peñón de Gibraltar es un lugar peculiar desde el punto de vista económico. Aunque no hay datos oficiales sobre el número de empresas registradas en el territorio, se estima que son no menos de 25.000, en su mayor parte compañías no residentes (off-shore). Dado que el número de hogares censados en Gibraltar es poco más de 11.000, o bien los gibraltareños son los emprendedores más extraordinario del mundo, o bien existe un fuerte incentivo para que las empresas se instalen allí.

El atractivo de Gibraltar para empresas multinacionales es evidente: el territorio forma parte de la Unión Europea, lo que implica acceso al mercado único, pero a la vez tiene autonomía fiscal, bajísimos impuestos y regulaciones muy flexibles. No sorprende, por tanto, que la roca sea el paraíso de las empresas de apuestas online.

La presencia de tal cantidad de empresas hace de Gibraltar un lugar con alto nivel de vida y pleno empleo, en contraste con las comarcas fronterizas españolas, azotadas por la crisis económica y con altas tasas de paro. Sin embargo, el panorama ha cambiado radicalmente desde que en junio de 2016 la mayoría de los británicos decidiera abandonar la Unión Europea. Salvo que deje de formar parte del Reino Unido, Gibraltar abandonará la Unión Europea irremediablemente junto a su metrópoli. ¿Será el fin del paraíso fiscal de Gibraltar?

El régimen especial de Gibraltar dentro de la Unión Europea

Pese a estar considerado por las Naciones Unidas como un territorio colonizado, Gibraltar entró en la Comunidad Económica Europea junto con el Reino Unido en 1973. Por entonces, la Verja aún separaba a los gibraltareños del territorio español. Gibraltar entró en el club europeo con condiciones especiales como “territorio europeo cuya política exterior depende de otro estado” (refrendado en el artículo 355.3 del Tratado de Lisboa). De este modo, Gibraltar está fuera de la unión aduanera y del área de IVA (al igual que Canarias, Ceuta y Melilla, aunque ninguno de estos territorios está en el continente europeo).

Gibraltar está fuera de la unión aduanera y del área de IVA, al igual que Canarias, Ceuta y Melilla

La adhesión de España a la Comunidad Europea en 1986 obligó a la apertura de la verja para permitir la libre circulación de personas. Desde entonces, la atractiva fiscalidad gibraltareña se ha convertido en un polo de atracción para las inversiones regionales, en detrimento de las comarcas españolas fronterizas. A cambio, miles de españoles del deprimido Campo de Gibraltar tuvieron la posibilidad de encontrar trabajo en el peñón.

Conscientes de su privilegiado estatus dentro de la Unión Europea, los ciudadanos gibraltereños votaron en masa a favor de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (tan solo el 4% apoyó el Brexit). Sin embargo, su fuerza no fue suficiente para evitar el voto mayoritario a favor de la salida.

¿Es Gibraltar realmente un paraíso fiscal?

Son muchos los indicios que justifican considerar a Gibraltar como un paraíso fiscal. Aparte de la presencia de miles de sociedades off-shore en un territorio de apenas 30.000 habitantes, en el peñón se han llegado a vender 117 millones de cajetillas de tabaco anuales (si se consumieran en la roca, equivaldría a más de 10 cajetillas diarias por habitante, niños incluidos), propiciando acusaciones de contrabando de tabaco a nivel europeo. La industria del juego online “ahorra” (o evade, según la interpretación) millones en impuestos gracias a la fiscalidad gibraltareña, y la roca ha sido escenario de sospechosas transacciones de empresas vinculadas a Vladimir Putin y otros líderes de repúblicas exsoviéticas.

El impuesto de sociedades en Gibraltar es el 10%, no hay IVA ni impuesto de patrimonio

Hasta 2011, las sociedades registradas en Gibraltar pero cuyos negocios se desarrollaban fuera tenían un impuesto de sociedades literalmente imbatible: 0%. Ello explica el elevadísimo número de sociedades off-shore, y las comprensibles quejas de España ante una situación considerada como competencia desleal. Desde entonces existe una “tarifa plana” del 10%. En la roca, además, no hay IVA ni impuesto de patrimonio o sobre las rentas de capital.

Al ser parte de la Unión Europea, Gibraltar debe cumplir con las regulaciones fiscales europeas, de ahí que no esté en la lista oficial de territorios que las instituciones comunitarias consideran paraísos fiscales (dicha lista sí incluye la isla de Guernsey, una dependencia autónoma de la corona británica que oficialmente no pertenece a la UE). Pero precisamente la pertenencia a la Unión Europea es la gran ventaja competitiva de Gibraltar respecto a otros estados con bajos impuestos corporativos como pueda ser Andorra.

Qué pasará tras el Brexit

Dado que las negociaciones del Brexit apenas están comenzando, es pronto para aventurar detalles, pero el nuevo estatus de Gibraltar será mucho menos privilegiado: salir de la Unión Europea supone perder el derecho de passporting, es decir, la posibilidad de que una compañía incorporada en el peñón desarrolle actividades económicas en el resto de la Unión. Probablemente Gibraltar aprovechará la salida de la UE para relajar aún más su fiscalidad, pero las compañías gibraltareñas que quieran operar en el mercado único se verán obligadas a establecer una sede en algún país de la Unión.

Los datos de millones de europeos se almacenan en un túnel de la II Guerra Mundial bajo el peñón…



  • Ver original en El Blog Salmon
  • Publicado el sábado mayo 6, 2017


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.