El enemigo solo está dentro de ti - deGerencia.com
NOTICIA

El enemigo solo está dentro de ti

Somos seres hipocritas.

Creemos o eso nos hacen creer que vivimos en un mundo ideal. Como dirían los Teletubbies, se cantaría a través de una canción de Disney o lo gritaría algún gurú de la motivación, vivimos en un mundo en el que nos ayudamos los unos a los otros, en el que nos unimos empresas para hacernos más fuertes y en el que una pandemia nos hará mas fuertes.

Dejémonos de “fumar” alguna cosa porque nos está haciendo mucho daño.

El día a día se centra en criticar al de al lado. Pero no con un buen feed-back, sino a joder, que no es lo mismo. En poner a caldo al compañero de trabajo en el grupo de Whatsapp pero al dia siguiente pedirle un favor por tu intereses. En el de criticar a la pareja de tu amigo porque estás viendo que se está aprovechando de él, pero delante de ella no le dices nada. En el de poner a parir a una de las madres del colegio de tu hijo porque se ha ligado a un “jovencito”, aún estando ella soltera.

Vivimos en un mundo lleno de envidias que lo único que nos hace ver en el día a día, no a personas sino a enemigos íntimos.

¿Qué avance va a tener la sociedad si estamos viendo a los demás como enemigos cuando lo que tendríamos que hacer es apoyarnos unos a otros hacia un fin común?

Pero eso si, mientras tanto las redes sociales se llena de “buen rollismo”, a la felicidad común, al bienestar de la sociedad, pero seguimos cagándonos de envidia en el vecino de enfrente.

Queremos la felicidad, el éxito, pero si lo consigue el del enfrente antes que nosotros, si nos dicen algo que no nos gusta oír aunque tenga razón, mandamos a tomar por c*** la felicidad, la compasión, el perdón y convertimos a esa persona en un enemigo.

A lo largo de los más de 1.000 artículos que ya están escritos entre los dos portales, sé que he ido generando muchos enemigos. Y alguno que otro sigo teniendo a día de hoy.

Sigo escribiendo el blog con el mismo propósito como aquel artículo que escribí “acordándome” de Infojobs. No lo hago para generar enemigos, no lo hago para que los demás generen mala sangre o me piten los oídos porque alguien se ha acordado de mí o algún familiar mio. Solo expreso lo que siento , lo que veo, lo que creo, con todo mi respeto.

Sé que tengo enemigos, pero no era mi intención. Es solo mi punto de vista respecto a los temas que trato. Con respeto, cariño y con ganas de ofrecer otros puntos de vista a los que siempre vemos.

Si alguien te considera su enemigo, es su problema, si tú no has hecho nada a mala fe. Algún problema tendrá la otra persona, tú si duermes con la conciencia tranquila, seguro que no.

Por lo tanto, tildamos de enemigos a toda aquella persona que nos puede “tirar” el chiringuito profesional o personal que tenemos montado, aquella persona que puede hacer que los demás piensen y vean que no somos como decíamos ser.. En definitiva, aquella persona que nos quite lo que deseamos o que nos puedan “desnudar” ante los demás, haciendo ver que no somos lo que decíamos ser.

¿Pero qué pasaría si quisiéramos a esas personas que se consideran enemigos nuestros?

Y no me he fumado nada ni me he metido en ninguna secta “Happy flower”. Ya no solo los que te consideren como enemigos, sino los que tú también consideras como enemigos, que te caen mal o lo que tú quieras…

QUIERELOS.

¿Por qué?

Porqué esos “enemigos” te están mostrando cosas de ti que deberían motivarte en vez de molestarte. Tus enemigos te están mostrando tus miedos, tus frustraciones, en definitiva.

Ser curiosos y preguntarles cómo lo han conseguido, con quién han hablado, cómo ha sido el proceso. Quizá hasta preguntarle porqué le pasa lo que pasa contigo,.. podrían ser algunas de las acciones que podrías realizar.

Otras veces te ayudan a darte cuenta lo que realmente NO quieres en la vida. Gente que te dice que te quiere mucho pero se pegan un año sin escribirte teniendo móviles a día de hoy. Personas que te proponen una cosa y cuando les dices que NO, ya dejan de llamarte y considerarte amigo… De situaciones así, conviertes a personas en enemistades tuyas, cuando en realidad lo único que sabes es que no quieres ese tipo de personas a tu lado y SI quieres otro tipo de personas.

Ya has aprendido otra cosa de la situación, que NO quieres en tu vida y que SI quieres. Si todo enemigo es una biblia de aprendizajes y no hacer tan mala “sangre”, que con la que cae nos hace aún más falta.

Ya le hemos dado la vuelta a la tortilla a la consideración de enemigos, son más bien una fuente de felicidad, aprendizajes y de foco que otra cosa.

Pero es que no nos damos cuenta de una cosa, los enemigos no están fuera , no están en el despacho del jefe o en la suegra, ESTÁN DENTRO DE TI.

Somos nuestros propios enemigos cuando no decimos lo que sentimos aunque no tengamos razón.. Somos nuestros enemigos cuando tenemos miedo a pedir ayuda sabiendo que nosotros solos no podremos salir del bache en el que nos encontramos… Somos nuestros propios enemigos cuando no decimos lo que sentimos a esa persona pensando que se van a reir de nosotros…

Nosotros mismos nos bloqueamos, nos limitamos, nos avergonzamos de nuestros sentimientos, nos da miedo nuestras ideas que se salen de lo establecido, pensamos que es una locura lo que deseamos…

Nosotros mismos somos nuestros peores enemigos. Y si a eso le juntamos la “lista negra” que tenemos de amigos, gurús, de políticos y de parientes…

VIVIMOS TODO EL DIA CABREADOS CON EL MUNDO Y CON NOSOTROS MISMOS.

Pero eso si, mientras hablemos de que uno solo no puede llegar tan lejos como si trabajase con todos juntos..

Utilicemos esa energía del odio, del enemigo y utilicémosla para ser mejores nosotros mismos. Si cambiáramos todos, entonces es cuando empezaría a cambiar el mundo.

Mientras tanto, estamos vendiendo humo. Y más en un mundo en el que vivimos, que hablamos de felicidad, de amor, de compañerismo, pero en el que si no aplaudes lo que hago, no compartes lo que digo o no me invitas a tu casa o a tus eventos, en definitiva por tonterías…., ya eres mi enemigo.

¿Dónde crees que están tus enemigos?



  • Ver original en Principios de un Comienzo
  • Publicado el lunes febrero 15, 2021


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.