Dar, una forma de sentirse bien con el uso del dinero - deGerencia.com
NOTICIA

Dar, una forma de sentirse bien con el uso del dinero

Obsequiar y compartir son temas para todo el año y no solo para Navidad

Entre los muchos tabúes que existen en relación con el manejo del dinero , se encuentra el tema de dar. Es un asunto que se piensa es para los ricos o las empresas a través de sus programas de responsabilidad social, porque se pone más enfoque en la manera de incrementar o rendir los ingresos y en minimizar sus salidas.Sin embargo, regalar bien sea dinero u objetos es también parte de la administración personal y una fuente de satisfacción o felicidad, de acuerdo con un estudio reciente dirigido por Elizabeth W. Dunn de la canadiense University of British Columbia.El equipo hizo un experimento con dos grupos de personas a las que se les dio dinero en efectivo. Un primer grupo tenía la instrucción de gastárselo en ellos mismos y el segundo de gastarlo en un regalo o donarlo a la caridad.El resultado fue que aquellos que regalaron el dinero mostraron sentirse más felices al gastar este dinero , que aquellos que lo usaron en ellos mismos, sin importar la cantidad de efectivo utilizada.La investigación adquirió cuerpo en el libro Happy Money, The Science of Smarter Spending ( Dinero feliz, la ciencia del gasto inteligente) firmado por Dunn y Michael Norton.Ellos proponen tres formas de hacer un uso «prosocial» del dinero , sin ser necesariamente un millonario: seleccionar la causa, hacer una conexión y causar un efecto.Es muy común que en la época navideña salte al centro el tema de la generosidad, que se manifiesta en los regalos, el compartir familiar y otras actividades, pero es además un principio muy valorado en las tres mayores religiones monoteístas del planeta: cristianismo, islamismo y judaísmo, que se esfuerzan en hacer que sus seguidores sean dadivosos todo el año y no solo en una fecha en especial. En los textos sagrados abundan las recomendaciones y los beneficios de esta práctica.Otro factor que impulsa a las personas a dar son las crisis. Recientemente comentaba el escritor español Ginés Sánchez, que la crisis económica desatada desde fines de 2008 ha propiciado que los españoles estén teniendo una mayor conciencia de que tienen que «ayudarse los unos a los otros».»Vamos a ver si soy un ingenuo, pero la gente en España, de repente, está teniendo una conciencia de que tienen que ayudarse los unos a los otros, de que es necesario volver a saber quién es tu vecino», dijo Sánchez (Murcia, 1967). De hecho, fue en ese país donde este año una agencia de publicidad colocó «Cajeros de la felicidad» que regalaban 100 euros a las personas con el compromiso de que los usaran para compartir.En Venezuela, conocida por su solidaridad expresada en los eventos naturales que han afectado al país, así como en sus contribuciones a otros países, existen varios mecanismos para hacer donativos de manera sencilla a través de la banca electrónica en cualquier época del año.Dádiva inteligenteLa mayoría de los bancos provee por medio de su banca electrónica una forma segura de donar a causas específicas, también hay otras opciones más tecnológicas.- Mercantil. A través de Una Mano Solidaria por Venezuela, ofrece a sus clientes la oportunidad de contribuir con organizaciones como Caritas, Dividendo Voluntario para la Comunidad, Carioamigos, entre otras organizaciones.- Banesco. En su web se pueden hacer donativos a Fe y Alegría, Fundana, Venezuela Sin Límites y otras asociaciones sociales.- Provincial. Su site permite a los clientes hacer donativos a la Sociedad Anticancerosa, Fundación Amigos del Niño con Cáncer y Dr. Yaso.- Free my apps. Esta página permite acumular «créditos» por probar aplicaciones que genera dinero que se puede usar para comprar en tiendas de apps, pero también para donativos en dólares a fundaciones en Estados Unidos, así como a la Cruz Roja Internacional.1 Decide a quién dar. Dunn y Norton señalan que las personas que se ven forzadas a donar a una causa tienen menos satisfacción al hacerlo que aquellas que lo eligen por iniciativa propia.2 Conéctese. Invertir y conectar provee mayor felicidad, aseguran los investigadores al referirse a que compartir tiempo que genere una experiencia grata es una forma efectiva de acompañar una obra caritativa. Por esa razón, afirman que este tipo de situaciones es más fuerte con familiares cercanos que con extraños.3 Impacte. Los estudios sugieren que las personas se sienten mucho mejor con su donativo si pueden percibir el impacto de su generosidad. PrecauciónSi está pensando hacer una donación, por pequeña que sea, tome en cuenta estos aspectos para evitarse frustraciones.- Infórmese sobre la institución a la que donará: si es posible consulte sus informe financieros, reseñas de prensa, etc.- No haga donaciones a «representantes de instituciones», procure hacerlo en las cuentas directas de las organizaciones.- Decida la periodicidad de su donativo. No necesariamente debe ser algo constante, puede escoger varias organizaciones en momentos distintos.- No colabore con la mendicidad en las estaciones de Metro u otros espacios públicos.- Ninguna institución le pedirá sus contraseñas u accesos a su cuenta bancaria.- Si hace un donativo vía web con tarjeta de crédito verifique la seguridad del sitio.



  • Ver original en El Mundo Economia y Negocios
  • Publicado el jueves diciembre 12, 2013


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.