Cómo patentar un producto en los países de la UE - deGerencia.com
NOTICIA

Cómo patentar un producto en los países de la UE

¿Sabes cómo patentar un producto en Europa? Puede que el avance de tu proyecto empresarial te lleve a plantearte esta cuestión y, por suerte, estás a punto de encontrar la respuesta que resolverá tus dudas.

Históricamente, para obtener una patente en un país, había que solicitarla en la oficina de patentes de esa nación. Si se deseaba la protección de patentes en toda Europa, se necesitaban solicitudes separadas para cada país. Sin embargo, desde 1978, es posible presentar una solicitud de patente europea para lograr el efecto en varios países simultáneamente.

¿Qué es una patente europea?

Una patente europea es una alternativa más fácil y económica a la obtención de patentes nacionales individuales en los países miembros de la Convención Europea de Patentes. A la hora de plantearse cómo patentar un producto conviene tener en cuenta que los miembros de la Convención Europea de Patentes no son todos miembros de la Unión Europea (UE), aunque sí que todos los países de la UE son miembros.

Una patente europea otorga a su propietario los mismos derechos que una patente nacional en cada país para el que se otorga. Además, los criterios básicos para la patentabilidad a nivel de Convención Europea de Patentes son similares a los que se aplican a la hora de obtener una patente en nuestro país.

Cómo patentar un producto: dónde acudir

Las solicitudes de patentes europeas pueden presentarse en la Oficina Europea de Patentes. El procedimiento de solicitud que lleva a la concesión de la patente europea se lleva a cabo centralmente por esta oficina que funciona en el idioma inglés, por lo que se vita tener que traducir a los distintos idiomas de los países de la UE, algo que deberían considerar quienes se plantean cómo patentar un producto en cada uno de ellos.

Suponiendo que la Oficina Europea de Patentes admita la solicitud a trámite, la patente europea tardará en concederse entre tres y cuatro años. Una vez otorgada, y siempre que se cumplan ciertos requisitos formales, la patente será legalmente efectiva en los países elegidos.

Conviene ser consciente de que, después de la concesión, se abre un período de nueve meses durante el cual cualquier otra persona puede oponerse a la misma.

¿Quién puede solicitar una patente europea?

Tanto personas jurídicas como físicas pueden solicitar una patente europea, aunque en ambos casos tendrán que confirmar que son dueños de la invención para poder optar a obtenerla.

En el caso de que no tengan residencia o el domicilio social de la empresa en alguno de los países miembros, será preciso estar representado por un abogado europeo de patentes durante todo el procedimiento de solicitud, excepto para la presentación inicial de la misma.

¿Cómo patentar un producto en Europa?

Para obtener una patente europea, se presenta una solicitud a la Oficina Europea de Patentes, aunque la presentación generalmente se realiza a través de la Oficina de Patentes española.

Esta solicitud debe contener:

Nombre y dirección del solicitante.
Solicitud de patente europea.
Descripción de la invención, preferiblemente acompañada de material gráfico.
Uno o más reclamos de la invención, definiendo el alcance de protección que se está buscando.
Breve resumen del fin que persigue alcanzar la invención.
También se debe pagar una tarifa a la Oficina Europea de Patentes al momento de presentar la solicitud.



  • Ver original en Retos Directivos
  • Publicado el miércoles abril 22, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.