Cómo lograr que una empresa promueva a las mujeres y rompa con la brecha de género - deGerencia.com
NOTICIA

Cómo lograr que una empresa promueva a las mujeres y rompa con la brecha de género

En Estados Unidos las mujeres continúan siendo contratadas y promovidas en menor medida que los hombres, según revela el estudio Women in the Workplace de McKinsey & Co y LeanIn.org.

Ante esta situación, el estudio realizó algunas recomendaciones para que las empresas puedan contribuir a disminuir la brecha de género y obtener un valor agregado a los objetivos de las organizaciones.

El informe insiste en que existen grandes diferencias entre las experiencias laborales de hombres y mujeres. Esto se da debido a que las mujeres continúan teniendo menos interacciones y reciben menos asesorías profesionales de los altos directivos.

La investigación encontró que las mujeres solicitan aumentos y ascensos a tasas que son comparables con los hombres, sin embargo, las mujeres son cuatro veces más propensas a decir que su género tuvo algo que ver en que ellas perdieran un ascenso, un aumento o la oportunidad de salir adelante.

Por cada 100 hombres que son ascendidos y contratados para un puesto como gerente, sólo 72 mujeres son ascendidas y contratadas. El llamado “escalón roto” hace que más mujeres se queden en el nivel de entrada y menos mujeres se conviertan en gerentes o directoras de una empresa.

Las estadísticas no sorprenden al conocer qué son los hombres quienes ocupan el 62% de los puestos de nivel gerencial, mientras que las mujeres solo ocupan el 38%.

También se suman otros factores como la falta de confianza que tiene una gran cantidad de mujeres para defender sus capacidades.

La Dra, Victoria Husted Medvec, directora del Centro para Mujeres Ejecutivas de la Universidad de Northwestern dijo, durante el congreso The NEW Summit’s, que “el poder de la negociación es un obstáculo frecuente pero no es que las mujeres no negocien. Es que las mujeres no se preocupan por sí mismas, en ocasiones somos modestas”, dijo Medvec.

La experta en negociación señala que existen diferentes maneras de que una mujer pueda negociar su camino y llevarla hacia una carrera más satisfactoria.

Medvec menciona que el problema está cuando algunas mujeres piensan que se les darán las cosas cuando “las merezcan” y que muchas no establecen metas agresivas en sus trabajos por temor a dañar la relación que tienen con sus superiores.

Otro de los problemas, dice Medvev, es que las mujeres “continúan esperando un ascenso en lugar de pedirlo”.

Según el informe de McKinsey, las mujeres que negocian son más propensas que sus pares masculinos a recibir comentarios que las señalan como “intimidantes”, “demasiado agresivas” o incluso las acusan de ser “mandonas”.

La confianza en sí misma y las habilidades de negociación pueden llevarte a tener oportunidades de cambio de carrera, dice Medvec. “No pienses en el ‘No’ como un muro. Piensa en el ‘No’ como una ventana que se abre y por la que se puede escalar”.

“Las empresas deberían hacer todo lo posible para que sus lugares de trabajo sean más justos, comenzando por aplicar las mejores prácticas para eliminar los prejuicios en la contratación y los ascensos. Cuando eliminas los prejuicios de la ecuación, las mujeres finalmente tendrán la misma oportunidad que siempre han merecido. Todo el mundo lo hará”, dice Sheryl Sandberg, directora operativa de Facebook y fundadora de Leaning.org.

Las recomendaciones:

Ante esta situación, existen algunas medias que el informe recomienda para que las empresas nivelen las relaciones entre los hombres y las mujeres.

Invertir más en capacitación y diversidad que aumente la inclusión en todos los niveles de las organizaciones.
Las empresas deben asegurarse de que grupos de mujeres sean consideradas en las promociones y asignaciones que las empresas realizan.

Incentivar el desarrollo de talentos de mujeres en todos los niveles y revisar los procesos de selección que llevan a las candidatas a puestos superiores dentro de las organizaciones.

Las empresas deben de concentrarse en los resultados que las mujeres desarrollan en la empresa y no en cuantas horas de trabajo pasan en la oficina. Esto debido a que una gran cantidades de mujeres también son madres solteras o forman parte de familias con dos ingresos. Una mujer que ocupa un nivel superior en una empresa, suele tener más obligaciones familiares que los hombres, señala el informe.

Alguna de estas estrategias podrían ayudar a disminuir la brecha de género y añadir un valor real a los resultados de las organizaciones.



  • Ver original en La Opinion
  • Publicado el domingo marzo 8, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.