Amazon vs. el Pentágono y el Jedi Trump - deGerencia.com
NOTICIA

Amazon vs. el Pentágono y el Jedi Trump

Amazon es una de las empresas más grandes del mundo, con unos ingresos de más de $230,000 millones el año pasado. Pero el mes pasado la compañía demandó al Departamento de Defensa de Estados Unidos por un mísero potencial de $10,000 millones pagaderos en diez años.

La demanda es porque Amazon perdió ante Microsoft, en la licitación de la Infraestructura de Defensa de la Empresa Conjunta del Pentágono (JEDI, o Joint Enterprise Defense Infrastructure, porque la parte más importante de un programa gubernamental es crear un acrónimo que se vea “cool”) que es un programa de computación en nube.
Amazon afirma que perdió el contrato debido a, bueno, los trucos mentales del JEDI —”presiones desde arriba” y “ataques repetidos y tras bambalinas”— interpretado por el presidente Trump en el Pentágono, para poner su mente colectiva en contra de su supuesto oponente político, el presidente de Amazon —y dueño del Washington Post, un feroz crítico de Trump— Jeff Bezos.

Los trucos para justificar
Si es así, los trucos mentales de Trump palidecen junto a los trucos mentales usados para justificar la noción de que el Pentágono necesita mil millones de dólares al año, para comprar su propio sistema especializado de computación en nube —uno que la propia hoja de datos del DoD, presume, es un mero “componente de un ecosistema más grande, que consiste en diferentes modelos de nube basados en el propósito”— de Microsoft, de Amazon, o de cualquier otra persona.
Lo mejor de la computación en nube es que es un concepto de 50 años de antigüedad y, desde hace años, generalmente disponible en numerosas versiones en el mercado. El Pentágono no necesita un sistema propio de computación en nube más de lo que necesita para tener su propia marca de grapadoras.

Los quejones de siempre
Algunos caballeros JEDI podrían protestar que las fuerzas armadas estadounidenses necesitan una seguridad más sólida que el usuario común, lo que justifica ser propietario un sistema. Según la hoja informativa, “NSA, CYBERCOM, y la comunidad de inteligencia proporcionaron información sobre los requisitos de seguridad de JEDI”.
Sospecho que estamos hablando de la misma NSA, CYBERCOM y la misma comunidad de inteligencia que, durante los últimos 30 años, hemos escuchado quejarse sobre cómo las tecnologías de encriptación civil y otras protecciones de privacidad son demasiado buenas y deberían ser artificialmente coartadas para hacerlas más fáciles de descifrar.

El jodido es el contribuyente

Global Firepower enumera los presupuestos de defensa de 2019 para 137 de los países del mundo. De esos países, 61 —casi la mitad— gastan menos de mil millones de dólares al año en todas sus fuerzas armadas. Es decir, menos de lo que el Pentágono quiere gastar al año en un solo sistema informático.

No es Amazon quien está siendo jodido aquí, es el contribuyente americano. La JEDI es el relleno presupuestario del Pentágono en un extremo y el welfare corporativo en el otro, no es un elemento esencial de una defensa nacional robusta.
En otras noticias, el Secretario de Defensa de EE.UU. Mark Esper, todavía no ha encontrado los droides que está buscando.



  • Ver original en La Tribuna Hispana
  • Publicado el miércoles diciembre 18, 2019
  • Noticia local de Estados Unidos


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.