26 años después, así está México después del TLCAN y antes del T-MEC - deGerencia.com
NOTICIA

26 años después, así está México después del TLCAN y antes del T-MEC

El T-MEC, el mayor acuerdo comercial del mundo es prácticamente un hecho en su nueva versión. Ayer se firmaron los documentos que agregan acuerdos (adendum) entre los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá para ser sometidos a las instancias respectivas en cada nación y firmar el nuevo tratado; se espera que entre finales de 2019 y las dos primeras semanas de enero de 2020 pueda formalizarse plenamente, aunque los congresos de los tres países han mostrado su pleno acuerdo.

Han pasado casi 26 años desde que entrara en vigor el todavía existente Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN por sus siglas en español), o NAFTA por sus siglas en inglés; ¿cómo ha evolucionado México en este periodo?, ¿cómo están sus principales indicadores hoy y cómo estaban hace 26 años? Aquí algunos datos.

Para entender: Estos son los principales cambios al T-MEC y su ruta hacia la ratificación

Población

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 1994 México contaba con una población de 92.35
millones de habitantes, mientras que hoy día se ubica en alrededor de 125 millones; tenemos un crecimiento poblacional de 35.35 por ciento en casi 26 años, aproximadamente 32.65 millones más de habitantes y un incremento promedio anual de 1.25 millones. Todo indica que el ritmo de crecimiento de la población no ha sido un problema para nuestro país.

Remesas

En 1994 las remesas de los mexicanos que trabajaban en el exterior y mandaban parte de sus recursos al país totalizaron la cantidad de 3 mil 600 millones de dólares. En contraste, para este año se espera una cifra mínima de 33 mil millones y hasta 35 mil millones, sólo en el acumulado hasta el mes de septiembre la suma era de casi 27 mil millones. Es decir, las remesas anuales de mexicanos hacia nuestro país se han incrementado 10 veces. La cifra podría sonar positiva y lo es hasta cierto
punto, hoy nuestros paisanos mandan mucho más dinero. Sin embargo, también podría significar que en estos 26 años que han transcurrido entre el TLCAN y la inminencia del T-MEC, muchos nacionales tuvieron que dejar su país para buscar
oportunidades en otras partes, concretamente Estados Unidos.

PIB

Desde hace muchos años México no puede crecer a tasas suficientes para impulsar su desarrollo. En 1994, al inicio del TLCAN la tasa del PIB se ubicaba en niveles de 1.94 por ciento; hoy tenemos un grave problema de desaceleración que ha dejado la tasa del PIB prácticamente en cero por ciento.

Exportaciones

Sin duda también este indicador refleja un desempeño muy favorable para nuestro país. Antes de que entrara en vigor del TLCAN, México exportaba a los mercados mundiales un valor total de 51 mil 886 millones de dólares. El año pasado, las exportaciones mexicanas totalizaron la cantidad de 450 mil 320 millones de dólares, según datos del Inegi. Es decir, México empezará la era del T-MEC con exportaciones que son 8.6 veces superiores a las que realizaba al inicio del TLCAN.

Inflación

Este es uno de los indicadores que reflejan un mejor desempeño. La lectura previa al TLCAN indicaba que, en 1993, la tasa de
inflación se había colocado en 26.72 por ciento, mientras que la última cifra de inflación que conocemos en la actualidad es la de noviembre y se ubica en 2.97 por ciento, todo un éxito para la política económica. En aquellos años previos al TLCAN, la lucha contra la inflación era ardua, pero muchas veces con pocos resultados, en estas más de dos décadas se logró no sólo controlarla, sino disminuirla a estándares internacionales.

Deuda externa

Es a la fecha un problema para México en 1993 cuando iniciaba el TLCAN nuestro país tenía un débito de 78 mil 750 millones de dólares; lamentablemente en estos casi 26 años México ha acudido en exceso al endeudamiento y totaliza un monto de 456 mil 251 millones de dólares al cierre del primer semestre de este año.  

Régimen y tipo de cambio

Más que medir el precio del dólar, que iniciaba 1994 en 3.32 pesos y hoy se coloca en 19.25 pesos, lo relevante es señalar la
enorme diferencia en regímenes cambiarios que existen entre la entrada en vigor del TLCAN y el inminente inicio del T-MEC. Hace casi 26 años el régimen cambiario era de bandas predeterminadas de flotación con deslizamiento diario; es decir, el banco central fijaba todos los días márgenes de flotación del peso con límites o bandas predeterminadas en ambos sentidos (hacia abajo y hacia arriba), los resultados los conocemos todos. Hoy el tipo de cambio se rige por las fuerzas del mercado, flota libremente y su precio lo determinan los participantes en los mercados.

Reservas internacionales del Banco de México

En enero de 1994, cuando inició el TLCAN, la situación de México era frágil, pero nadie sabía qué tanto, o quienes lo sabían no lo decían. Las reservas internacionales del banco central mexicano habían sufrido cierto deterioro por la volatilidad del año previo, pero lo peor estaba por suceder. Banxico inició 1994 con 24 mil 500 millones de dólares. Hoy, cuando es cosa de semanas para que entre el vigor el T-MEC, nuestro banco central tiene 7.3 veces más reservas en sus arcas, un total de 180 mil
millones de dólares.

Tasas de Cetes

Cuando inició el TLCAN, este indicador estaba en 11.78 por ciento y actualmente se ubica en 7.04 por ciento; visto así parecería que no ha pasado mucho en estos 26 años, pero sí han ocurrido bastantes cosas: la tasa de los Cetes subió en 1995 hasta prácticamente 50 por ciento tras el colapso del peso y, además, ha llegado a mínimos de 3 por ciento a mediados de
la presente década. Si comparamos los puntos iniciales en cada etapa, tanto TLCAN como T-MEC, hay una reducción de poco más de 400 puntos base en la tasa, pero lo verdaderamente relevante sale a la vista cuando vemos los máximos y mínimos alcanzados por este indicador en los periodos analizados.

Tesobonos en circulación

Los tesobonos eran documentos pagaderos en pesos, pero denominados o indexados al dólar y garantizados por el gobierno federal;
significaban un dolor de cabeza para los gobiernos previos al inicio del TLCAN y aún para el que estaba vigente cuando este tratado entró en vigor; en ese entonces el gobierno debía alrededor de 1,350 millones de dólares en Tesobonos. Hoy esos instrumentos ya no existen y la deuda tampoco.

Muchos indicadores más pueden analizarse; hay altas y bajas porque así es el desempeño de un país, dejamos los anteriores para que nuestros lectores decidan si el TLCAN sirvió al país, y hacer una primera reflexión sobre lo que podría depararnos el nuevo T-MEC…



  • Ver original en Alto Nivel
  • Publicado el jueves diciembre 12, 2019
  • Noticia local de México


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.