Diagnosticar, el diagnostico diagnosticado - deGerencia.com

Diagnosticar, el diagnostico diagnosticado

Muy grave está la empresa, -comenta “el compadre”-. Lo que usted mande –contesta “el mandao”-. “El cuenta cuentos” toma nota de todo lo que su compadre está exponiendo en la reunión (de alto nivel), ante la grave crisis que se avecina.

Surgen muchas dudas, y “El explicaor”, toma la palabra y se dirige al consejo de administración: Sr. Presidente, considerando todo lo expuesto por “el compadre”, y ante la gravedad de la crónica enfermedad que atraviesa nuestra empresa, debo exponer lo que considero muy urgente y necesario para afrontar de una manera eficaz el problema diagnosticado, que como muy bien usted sabe, fue diagnosticado el año pasado, como consecuencia del diagnostico que se realizó hace tres años.

“El cuenta cuentos” está nervioso, y como sabe que le queda aún cinco años para la jubilación, se siente atrapado (entre la comedia y el suspense); pero es muy listo, algún cuento debe imaginar y contarlo de tal manera que cuando le llegue la jubilación (oficial), parezca que durante los años de vida laboral aportó mucho a su empresa, trabajando duramente y arriesgando.

“El compadre” lo tiene muy claro –con billetes todo se arregla-, lo que usted mande –contesta “el mandao”-. Continua su extraordinaria exposición “el compadre”: ¡cortar por lo sano!, y punto; antes de que el virus se extienda .

“El explicaor”, necesita hablar, quiere exponer su opinión sobre el diagnostico, diagnosticado que (según su criterio) debe ser inmediatamente diagnosticado; y si lo diagnostica el mismo diagnosticador, mucho mejor.

Esa es la cuestión – comenta “el compadre”-, ¿quién va a diagnosticar los problemas?

“El mandao” se siente con ganas de participar en la conversación, por primera vez quiere ser proactivo y aportar un grano de arena para resolver la crisis de la empresa en la que trabaja. “El mandao” comenta: si hay que ir se va, si hay que cortar se corta (por lo sano), si hay que…..

Al compadre, empieza a dolerle la cabeza, se siente solo, inseguro, muy inquieto ante la gravedad de la enfermedad organizacional. ¿EMPRESA “FANTASMA”? –Se pregunta a sí mismo-. ¡Tanto diagnosticar lo diagnosticado para enterarnos que dirigimos una empresa que hace años murió! ¡Qué dices compadre! – comenta “el cuenta cuentos”, eso no puede ser, no hay nada más que vernos, vivos y sanos, “triunfaores”. ¡Déjate de cuentos! –comenta “el compadre” muy preocupado, al ser consciente de que el problema no tiene solución.

Avatar

Manuel Lopez Jerez

Coach empresarial y consultor estratégico organizacional.Ponente sobre temas de Recursos Humanos y management.Autor del libro "Lenguaje transparente" Relaciones interpersonales en la empresa.

Más sobre Manuel Lopez Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Manuel Lopez Jerez)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/diagnosticar_el_diagnostico_diagnosticado/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/manolo)