Rutinas diarias, pequeños hábitos y cumplimiento de objetivos - deGerencia.com
NOTICIA

Rutinas diarias, pequeños hábitos y cumplimiento de objetivos

Anthony Trollope dijo: “No hay modo de escribir bien y además escribir con facilidad”. Y en el lapso de 38 años –desde 1847 que editó su primera obra– publicó 47 novelas, 18 obras de ficción, 2 obras teatrales, 12 cuentos y demás artículos y cartas.

Trollope, escritor victoriano, ¿tenía un objetivo o tenía un sistema? ¿Cómo logró ser tan prolífico y eficiente?

En el mundo de los negocios –como en la vida del escritor– establecer los objetivos es clave. Pero establecer cómo lograr los objetivos también lo es.

Imagine que está en una piragua en el mar. Su objetivo es alcanzar la orilla. Pues si usted no rema, irá dónde la corriente lo lleve. El destino es su objetivo; y remar es su sistema.

Mark Mason, autor de The Subtle Art of Not Giving a F*ck, cree que establecer una meta es fácil. Si le pido que me defina una meta, usted me dirá: “ganar dinero”, “bajar de peso”, “ser feliz”, “tener una familia”, “evitar el COVID-19” o “escribir un libro”.

Pero si le pido que defina cómo logrará esa meta, entonces su respuesta se complica. ¿Por qué? Porque hablar del “cómo” implica concienciar los sacrificios que deberá hacer para lograr la meta.

Anthony Trollope tenía una estrategia para escribir. Un sistema. Escribía tres horas al día en intervalos de 15 minutos. Y se exigía 250 palabras cada cuarto de hora. Cómo cuenta el autor en el texto “Daily Rituals” de Mason Currey: “producía diez páginas de una novela al día, así durante diez meses, lo que daba como resultado tres novelas de tres volúmenes cada año”.

Escribir un libro es tarea compleja. Escribir 250 palabras en quince minutos, es menos complicado.

Bajar de peso es una meta compleja. ¿Reducir la ingesta de gaseosa hoy? Fácil.

Empezar una rutina de ejercicios es una meta dura. ¿Caminar por diez minutos?

Evitar el COVID-19 es una meta compleja. ¿Usar mascarilla cada vez que sale a la calle? Fácil.

B. J. Fogg, director del Laboratorio de Diseño de Comportamiento de Stanford, en Tiny Habits (Pequeños Hábitos) sostiene que es más fácil lograr éxito en pequeños pasos –que son sostenibles en el tiempo–.

Un comentario final. Sus luchas determinan su éxito.

Por ello establezca su objetivo claramente –defina su destino–, pero también revise los sistemas que usará. Y luego, empiece a remar. (O)



  • Ver original en El Universo
  • Publicado el martes octubre 6, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.