"La libra se ha debilitado pese al crecimiento económico global" - deGerencia.com
NOTICIA

«La libra se ha debilitado pese al crecimiento económico global»

Saint-Georges cree que las mejores oportunidades de inversión están en Europa y en Japón, sobre todo en banca y tecnológicas, al tiempo que analiza las desastrosas consecuencias económicas del Brexit.

—Reino Unido es uno de los países sobre el que hay más incertidumbre por el Brexit. ¿Qué opina?

—El Brexit fue una decisión políticia y hay que respetarla, sobre todo porque es fruto de un referéndum, pero tiene consecuencias económicas que podrían ser muy negativas.

—Podrían o son ya…

—Todavía no porque el Brexit aún no se ha materializado. Las dos cuestiones para Reino Unido son, por una parte, la situación del déficit por cuenta corriente, que es muy elevado, ya que es del 4 ó 5%, y tendrá que financiarse con inversión extranjera, que en el Reino Unido será ahora modesta debido a los elevados niveles de incertidumbre. De hecho, hay dinero de dentro que está saliendo, tendencia que se podría acentuar si las negociaciones del Brexit no van por buen camino. Y este desajuste se aprecia en la cotización de la libra, que necesariamente tiene que depreciarse más para intentar atraer capital foráneo.

«Reino Unido está al margen de la recuperación económica de la UE, y además con inflación»
—Sin embargo la Bolsa de Londres ha subido todo este tiempo…

— Efectivamente, es por el ajuste que ha habido en la libra, que ha materializado los riesgos. Normalmente, este hecho supone un impulso para el comercio exterior, pero eso no va a suceder porque Reino Unido exporta principalmente servicios y estos no son sensibles al precio. Así, la balanza exterior británica no se beneficiará de la divisa barata. A lo anterior se le une, además, la cuestión de la coyuntura porque hace un año, durante la campaña electoral del referendum Brexit, el mensaje que se transmitió es que, al margen de las cuestiones sobre emigración, la economía de Reino Unido iría mejor sola que unida al resto de Europa, y los hechos podrían demostrar que esto no es así en absoluto. Después de las elecciones en Francia, en Alemania ha habido ya también en algunos lander, y han sido favorables al partido de Angela Merkel… El mensaje, cada vez más evidente, es que los europeos han decidido estrechar lazos para obtener mejores resultados, lo que es una novedad en el caso de Alemania, que hasta hace poco tiempo estaba en contra de avanzar más en la unión económica y monetaria, a lo que se une una mejora de la situación económica. Resumiendo:Reino Unido es un país con una divisa más débil en un entorno económico europeo que está mejorando, y del que ese país se está quedando al margen ya que en el primer trimestre creció tan sólo un 0,2%. Además la inflación está subiendo, las ventas del comercio están bajando porque se están viendo afectadas por la inflación importada. Reino Unido tiene muchos problemas y antes de que vayan a peor los políticos no pueden ignorar las consecuencias económicas de sus decisiones, y si las negociaciones del Brexit acaban en punto muerto habrá cosas muy negativas. Por ejemplo, para el sector financiero ya que si las empresas de servicios financieros que están asentadas en Londres pierden la posibilidad de trabajar en Europa, el conocido popularmente como pasaporte, no podrán trabajar y tendrán que transferir sus negocios a otras ciudades del Viejo Continente, con la consiguiente pérdida de empleo para Londres. Y si no hay acuerdo , tras muchas empresas, entre ellas las aerolíneas o las farmaceúticas, saldrán también dañadas. Si no hay acuerdo satisfactorio le saldrá muy caro a Reino Unido.

—¿Qué va a pasar en las elecciones del día 8 con Corbyn ganando posiciones?

—Hemos aprendido a ignorar las encuestas británicas. Son totalmente prescindibles. En el fondo no es muy importante si hay una mayoría conservadora en el país o no a la hora de negociar el Brexit. Si Theresa May gana tendrá más apoyos en el Parlamento, pero nada más. La cuestión es que Reino Unido necesita un acuerdo y, por tanto, tendrá una posición de negociación débil respecto a la Unión Europea. Si no hay acuerdo será mucho más doloroso para Reino Unido que para Europa.

—En este panorama político, ¿cómo ve el ambiente para la inversión?

—La situación varía mucho en función de los países. España, por ejemplo, es uno de los mejores países para invertir ahora, ya que todos los indicadores están en positivo (PIB, balanza por cuenta corriente, consumo interno, etc…) fruto de que el país ha hecho las reformas y el esfuerzo antes que otros, como es el caso de mi país, Francia, en el que no se ha hecho nada durante años. España continuará siendo el país que más crecerá de Europa e incluso seguirá ampliando la distancia respecto al resto de países, y todo ello sin un presupuesto expansivo.

—Y en general, ¿qué recomienda a sus clientes para invertir?

—Nosotros no recomendamos, simplemente gestionamos el capital que los cientes nos confían. Creemos que las oportunidades van a seguir estando en las acciones, porque la situación de la economía está mejorando claramente desde finales del año pasado aunque, al mismo tiempo, hay riesgos de subidas de inflación y de tipos de interés. Pero en el primer caso está controlada; y en el segundo, el Banco Central Europeo se lo está tomando con calma, al igual que está pasando en la Reserva Federal. De este modo tenemos un ciclo económico que está mejorando sin inflación. ¿Qué más se puede pedir a corto plazo?

—Desde el punto de vista de los inversores imagino que beneficios.

—En Europa se están produciendo, más que en EE.UU. Aunque no hay que perder de vista que los riesgos que veíamos hace seis meses pueden volver en el sentido de que la política monetaria tendrá que normalizarse pero, por ahora, los tipos de interés siguen muy bajos por la política acomodaticia de los Bancos Centrales, de modo que la inversión en acciones sigue siendo nuestra favorita.

—¿Y en qué sectores?

—Hace un año el sector en el que había que estar era la energía, después el centro de interés se movió hacia el sector bancario. Por zonas geográficas, hace un año China era el lugar para estar posicionados junto con EE.UU., y desde octubre el dinamismo económico se ha movido hacia Japón y Europa. La energía desde luego ya no, los bancos se mantienen pero ya no en Estados Unidos, sino en Europa y en Japón. Lo que creemos es que en este ciclo se creará mucho valor en el sector tecnológico.



  • Ver original en Diario ABC
  • Publicado el lunes junio 5, 2017


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.