Hipotecarse para comprar Bitcoins, un indicador de algo peligroso - deGerencia.com
NOTICIA

Hipotecarse para comprar Bitcoins, un indicador de algo peligroso

Aunque en la Historia económica toda burbuja sigue patrones similares a burbujas anteriores, no es menos cierto que toda burbuja también es en ciertos aspectos diferente a las anteriores. Ahí radica la dificultad, el reto, y lo apasionante de tratar de entrever el futuro económico que tenemos ante nosotros desde una pequeña pantalla como la que me comunica con ustedes.

Pero ya saben que en las distintas tendencias económicas que hemos vivido, hay algo en común a todas ellas: el agente económico que es el ser humano, sus pasiones, sus miedos, sus reacciones, su ambición, etc. Un factor que la genética (y en parte la educación económica) puede alterar en teoría, pero que en la práctica se demuestra cuasi-inmutable una y otra vez cuando los mismos patrones de comportamiento vuelven a repetirse de nuevo con cada crisis o boom. En el análisis de hoy les traemos cómo, de nuevo, se están cometiendo con Bitcoin los mismos excesos (e incluso aberraciones) que se cometieron en el pasado.

Un análisis breve (si se puede) es dos veces bueno

Los más habituales de estas líneas serán buenos conocedores de que mi compromiso personal para con ustedes gira en torno a la calidad y el rigor de nuestros análisis. Aquí desarrollamos un tema hasta donde haga falta para llegar a las conclusiones lo más acertadas posible. Pero también es cierto que otro de los motivos fundacionales de un servidor como analista es contribuir a la divulgación de la ciencia (o lo que tenga de ella) económica. Además, es algo en lo que debo reconocerles que también encuentro una justa correspondencia por su parte, haciendo de este medio una comunidad en la que todos aportamos, y en especial ustedes a mí con sus clicks y con sus comentarios.

Esto es sólo la justificación de por qué los más asiduos a mi pseudónimo no van a encontrar hoy un análisis más extenso, como a los que les tengo acostumbrados. Pero si el análisis de hoy cumple esos objetivos de rigor, calidad, y divulgación, y si además es breve, pues no se puede negar que entonces es indudablemente dos veces bueno.

Los excesos cometidos en nombre de Bitcoin están tomando tintes dramáticos

Dicho lo anterior, la razón por la que les escribo el artículo de hoy sobre un tema que ya hemos tratado otras veces es porque, siéndoles lo más franco que puedo ser, la situación en torno a la burbuja de Bitcoin está llegando a tomar tintes dramáticos, y mucho me temo que más de uno se puede sentir tentado a hacer lo que no debe. A la vista de las noticias que van saltando a los titulares, desde estas líneas nos sentimos en la obligación profesional (y ética) de escribirles para advertirles claramente de que no cometan ningún error del que, ya no es que se puedan arrepentir, sino que puede que no se recuperen en las décadas de vida que les quedan por delante (y esperamos que sean muchas y viviendo en la abundancia).

La noticia en concreto que ha provocado que pase sueño una noche más para escribirles estas líneas es que, como pueden leer en este enlace de la CNBC, hay unos cuántos estadounidenses que están cometiendo la locura de hipotecar su casa para con el dinero que les da el banco comprar Bitcoins. Esta noticia no procede de las declaraciones de ningún analista con tintes sensacionalistas que busca salir en todos los titulares. No, para desgracia de la crypto-economía, esto lo dice ni más ni menos que un regulador, Joseph Borg, que es presidente de la Asociación Norteamericana de Administradores del Mercado de Valores (una organización consagrada a la protección del inversor), pero que también es director de la Comisión del Mercado de Valores de Alabama. Por lo tanto, mucho me temo que este señor sabe perfectamente de lo que habla…



  • Ver original en El Blog Salmon
  • Publicado el miércoles diciembre 20, 2017


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.