¿Cómo lidiar con el cambio inesperado? - deGerencia.com
NOTICIA

¿Cómo lidiar con el cambio inesperado?

“Abraza el cambio”

Se puede llamar Coronavirus, se puede llamar que te han echado del trabajo o se puede llamar que tu pareja se ha marchado de casa…Se puede llamar de muchas maneras, pero la vida siempre nos pone imprevistos que no esperábamos y queramos o no, tenemos que lidiar con ellos.

Hay cambios que puedes esperar o prever. Como puede ser el nacimiento de tu hijo durante 9 meses o un nuevo puesto de trabajo tras haber pasado las entrevistas oportunas,…Sin embargo, hay otro tipo de cambios, que ni los esperamos ni los queremos, como el que estamos viviendo actualmente todo el mundo. O los que viviremos después del verano en el mundo laboral, queramos o no.

¿Y cómo salimos de él: devastados o fortalecidos? Todo depende de tu actitud y cómo veas el cambio, que te guste o no, está en tu vida.

Hay gente que está siguiendo las normas que nos recomiendan de distancia, de mascarillas , pero en contraposición te encuentras con personas que creen que el virus no existe, que es un bozal que nos quieren poner con la mascarilla como sociedad y creen que en el codo es mucho más potente para su salud y la de los demás.

Hay gente que cuando sufren un desamor les da por placebos como el alcohol y las drogas. Sin embargo a otros les da por hacer deporte y dedicarse a cosas que había dejado a un lado por esa persona.

Todo depende de ti. Todo depende de la actitud con la que quieras afrontar la situación.

Y para ello os recomiendo estos pasos:

TE GUSTE O NO, ES LO QUE HAY.

Y cuanto más tardes en aceptarlo que está en tu vida para quedarse, cuánto más te resistas, más seguirás haciéndote daño a tu vida. Tu pasado ya no va a volver. Tu presente es siempre lo que cuenta, y lo que dice tu presente, es que este cambio está aquí para quedarse.

Si no lo aceptas, nunca podrás caminar hacia adelante.

¿QUÉ PASA POR TU CABECITA LOCA?

Que tienes miedo. Que quieres llamar a tu mama como cuando éramos pequeños a decirle que alguien te ha quitado lo que era tuyo. Que estabas muy feliz con la situación que estabas viviendo y que sobre todo no era justo que te la quiten ahora.

Tienes miedo. Mucho miedo al futuro y añoranza al pasado. Tu mente te dice que hagas todo lo posible para volver al pasado. Que todavía es posible. Que eso de las mascarillas es una tontería conspiranoide que no te va a hacer nada sino te la pones. Que te toca disfrutar de la vida. Que tu chica se dará cuenta pronto que eres lo mejor que le haya podido y pasará nunca, que vendrá pronto a tus brazos.

Si nos pasásemos a pensar un poco, que pasa por nuestra cabeza, nos daríamos cuenta el rio de pensamientos que pasa por ella en ese momento.

¿Qué es lo que realmente te pasa? ¿Tienes miedo? ¿Quieres llorar? ¿Te gustaría hacer alguna pregunta en ése momento y no te atreves? Haz una auditoria de lo que estás pensando, porque te ayudará a pensar con mayor claridad.

Te darás cuenta de cómo has actuado, con qué te enfrentas y cuáles son las consecuencias positivas como negativas del cambio que tienes enfrente.

En un mundo en el que pensar está mal visto, es necesario para afrontar mejor los cambios.

Pensar te ayuda a focalizarte y no dispersar como un loco ante un cambio que rechazas. Es lo que dicen las madres: “Tranquilízate y mira mejor la situación”.

Preparados, listos, YA.

En muchas ocasiones veíamos algo que nos acaba ocurriendo. Pero no queríamos ser realistas. No queríamos darnos cuenta que nos iban a echar si seguíamos tocándonos los “eggs”, que nuestra pareja nos mandaría a tomar viento si seguíamos jugando más a la PS4 que con ella en el sofa.

Lo sabíamos , pero no estábamos preparados para ello. Ahora si quieres que el cambio no te devore por completo, hay que hacerse preguntas que no te gustarán en muchos de los casos.

¿En qué situación me encuentro? ¿Qué pasará si..? ¿Y si..? ¿Necesitaré ayuda para este cambio? ¿Podré yo solo? ¿Tendré que ser creativo? Preguntas que hasta la fecha no te habías hecho, pero que te darán una mapa del lugar donde te encuentras y cómo enfrentarte al cambio inesperado.

No te creas SuperMan.

No creas que tú solo vas a poder con todo, porque ni yo puedo con todo. Necesitamos ayuda en situaciones que no controlamos o nos provocan incertidumbre. Pero nuestro ego después de centrarnos nos dirá: “Tú puedes, hazles ver que puedes con todo, que no te importa lo que haya pasado, que eres muy fuerte..”

Déjate de tonterías, si necesitas ayuda, hazlo. No vayas a cagarla de nuevo, teniendo una oportunidad para liderar el cambio.

Y te costará lo que te voy a decir, PERO DA GRACIAS AL CAMBIO.

El cambio te enseña de lo que eres capaz, de lo que estás hecho, de quién si y quien no en tu vida, de las tonterías que has hecho a lo largo de todo este tiempo, de las oportunidades que tienes delante de ti y que es hora de aprovechar, de los malos momentos que enseñan mucho más que el mayor de los éxitos…

El cambio te abre a nuevas experiencias, nuevas personas, nuevas mentalidades.. Da gracias al cambio porque te enseña más que si estuvieras en un sofá creyéndote el hombre más feliz del mundo. En ese caso estarías sobreviviendo, porque los cambios, siempre acaban dando vida, no miedo.

Pero tú decides qué haces con los cambios que la vida te propone.



  • Ver original en Principios de un Comienzo
  • Publicado el jueves agosto 13, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.